Comerciantes y pymes no quieren subas de impuestos

En el sector hay enojo y bronca por el aumento de Ingresos Brutos.

Comerciantes y propietarios de pequeñas y medianas empresas arrancarán mañana un plan de acción contra el aumento en las cargas impositivas ante el riesgo que supone para la continuidad de muchas firmas y también para las numerosas fuentes de trabajo que brindan en la ciudad.

La protesta será coordinada por la Cámara de Industria y Comercio, por entidades similares de otras localidades y por la federación provincial que nuclea al sector.

Te puede interesar...

El malestar contra el aumento de Ingresos Brutos por parte del área económica de la Provincia se materializará primero con la difusión del reclamo, a través de afiches y folletos que hoy se distribuirán entre los comerciantes y que en los próximos días se repartirán a los clientes y al público en general.

Natalia Chemor, dirigente de la CIC, advirtió que por ahora se quiere dejar en evidencia el malestar de comerciantes y dueños de pymes en general contra el aumento del 3 al 5 por ciento que operará en la alícuota del impuesto. La decisión del gobierno provincial de mejorar de 10 al 30 por ciento la quita para los propietarios cumplidores no alcanza para compensar el impacto efectivo que tendrá la suba impositiva en general, enfatizó.

La dirigencia sectorial no quiere entrar enseguida en una confrontación directa con el Estado y por eso primero volcará su esfuerzo en la difusión de sus demandas, como para llamar la atención de las autoridades. Sin embargo, hay consenso en cuanto a que de no haber un cambio en la política oficial se podría concretar otro tipo de protestas.

Chemor alertó, además, sobre el riesgo que existe en cuanto a que la medida gubernamental podría hacer incrementar la evasión, una circunstancia que no se quiere pero que podría darse, ante las dificultades que afronta la actividad mercantil y de las pymes.

Una pasada reunión sectorial con un funcionario de Rentas no tuvo los frutos esperados, aunque tampoco había demasiadas expectativas en ese encuentro. La dirigencia había pedido antes tener una conversación con el ministro de Economía, Agustín Domingo, con mayor grado de decisión política, pero este no los pudo atender.

Ahora se viene el comienzo de una pulseada que puede marcar el reinicio fuerte en febrero de la actividad política y pública en el escenario provincial.

El sector mercantil y de pequeñas empresas no busca confrontar de entrada con Provincia y por eso primero apuesta al reparto de folletos y panfletos.

Temor porque no suben las ventas

Para la conducción de la CIC, una mayor carga impositiva podría ser muy perjudicial para comerciantes y pequeños y medianos empresarios, ya que las ventas, en lugar de haberse recuperado durante 2017, han seguido con su tendencia descendente. Como además la inflación tampoco se ha moderado, lo que repercute negativamente en la economía en general, para el sector afrontar mayores erogaciones hacia el Estado podría resultar muy difícil de sobrellevar. En Río Negro se lamenta que la provincia no haya asumido la decisión de Neuquén de aceptar la presentación de la certificación de pymes para que la suba de Ingresos Brutos no se aplique a los propietarios que iban a ser alcanzados.

LEÉ MÁS

Las pymes, contra las cuerdas por una suba impositiva

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario