El clima en Cipolletti

icon
14° Temp
29% Hum

Comerciantes confían en que no se abrirá La Saladita

Son optimistas en cuanto a que el intendente Tortoriello cumplirá sus compromisos y no habilitará un emprendimiento ilegal.

Los empresarios cipoleños tienen plena confianza en que el intendente Aníbal Tortoriello impedirá la apertura del emprendimiento conocido como La Saladita que se pretende abrir en la Ruta 22, a pocos metros de la rotonda con la Ruta 151.

La dirigencia de la Cámara de Industria y Comercio se reunió días atrás con el jefe comunal y el secretario de Gobierno, Diego Vázquez, a quienes le ratificaron el rechazo cabal del sector al autodenominado por sus impulsores como "un paseo de compras con fines sociales y laborales".
"Somos totalmente optimistas en cuanto a que el intendente no va a aprobar ningún tipo de Saladita", enfatizó ayer José Luis Bunter, presidente de la CIC, al referirse a la reunión con el Ejecutivo y sus resultados.

Te puede interesar...

De acuerdo con el dirigente, el jefe comunal tiene bien claro que no se puede autorizar el funcionamiento de un emprendimiento que no está contemplado por el Código de Comercio en vigencia y que ocuparía instalaciones que no cuentan con servicios obligatorios, como el de cloacas. Y tampoco reúne los requisitos exigidos en materia de seguridad y plantea una competencia desleal con el sector mercantil de Cipolletti, que debe estar al día en tasas, impuestos como el IVA y Ganancias, pago de sueldos al personal, cumplir con todos los requisitos bromatológicos y abonar puntualmente los consumos de agua, luz y gas.

La propia conducción del sindicato de los trabajadores de comercio local está preocupada por los ingresos y la estabilidad laboral de sus afiliados ante el eventual funcionamiento de un lugar como La Saladita, enfatizó Bunter.

En Cipolletti son más de 3000 los establecimientos comerciales y las personas que tienen su fuente laboral en ellos suman unas 4000, puntualizó. El dirigente consideró que el auténtico fin del empendimiento no sería más que "inmobiliario", porque la ganancia mayor surgiría del alquiler de los alrededor de 300 locales que se estima podrían albergar las dependencias y por los que se cobraría entre 1000 y 1500 pesos. Con ello, los responsables del inmueble se embolsaría entre 300.000 y 450.000 pesos al mes.

Para la CIC, el problema social de quienes aspiran a una fuente de ingresos con la propuesta podría tener respuesta con una feria municipal de productos artesanales.

Vocación personal y respuesta política


En la Cámara de Industria y Comercio consideran que la reciente visita del intendente Aníbal Tortoriello al inmueble de La Saladita se debió al interés del jefe comunal por interiorizarse personalmente en cada tema de su agenda y a un compromiso con la dirigente del mandatario con Lilia Calderón para concurrir al lugar. Sin embargo, están convencidos de que Tortoriello no habilitará el empredimiento por no ser legal en Cipolletti, por estar prohibidas propuestas similares en otros puntos del país y por los problemas que genera, en particular, en relación al origen de los productos que se venden.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario