El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
76% Hum
LMCipolletti Precios

Por la suba de precios, fumadores cambian de marca pero no dejan el hábito

Es la conducta observada en kioscos de la ciudad, donde las ventas no han descendido. El atado más caro supera los $3 mil, pero hay económicos de $1.000.

El precio de los cigarrillos sigue en aumento, al rítmo de la inflación, pero para los fumadores que sufren el vicio no es un impedimento. En una recorrida que este diario realizó por kioscos de Cipolletti, se pudo determinar que las ventas no han mermado, sino que se mantiene en los niveles acostumbrados.

Un empleado de uno de los locales céntricos con notable movimiento de clientes, manifestó que “el que fuma no tiene en cuenta el costo. No es como la comida. Ni siquiera se quejan cuando le decís que hubo una suba”.

Te puede interesar...

El dato fue corroborado en otros comercios del rubro del sector, que han advertido el mismo comportamiento.

En cambio, notan que muchos han cambiado por marcas alternativas que ofrecen productos poco conocidos en el mercado, pero que son mucho más económicos.

“El que que está habituado al Marlboro (una de las marcas más caras y de mayor demandada) suele mantenerse fiel. A lo sumo puede optar por el Philip Morris o el Chesterfield, que están dentro de la misma gama, aunque son un poco más baratos”, informó una joven kiosquera.

Mientras que el que no tiene una preferencia arraigada y no le dificulta el cambio, opta por otros “puchos” que pueden costar la mitad que los de primera línea, y que si bien para muchos son desconocidos, entre los fumadores han ganado lugar como preferencia.

En este aspecto, uno de los consultados expresó que con el incremento de los precios que impusieron las empresas más conocidas surgieron en el país pequeñas tabacaleras que fueron ganando espacio en el mercado.

Red Point, Golden, Mill, Kiel y Milenio son algunos de los cigarrillos que se pueden encontrar en los exhibidores, y que llegan a costar la mitad de los más caros o la tercera parte.

Respecto a la calidad, hubo coincidencia en cuanto a que no hay reclamos. “Es raro que un cliente se queje porque no le gustó un cigarrillo. Es cuestión de gustos y de adaptar el paladar. Una vez que se acostumbran a una marca es difícil que la abandonen”, sostuvo uno de los kiosqueros.

La vuelta del armado

Otra conducta que los kiosqueros observan es el aumento de clientes que piden tabaco y papel para armar los cigarrillos. También hay una amplia gama de opciones (muchas de ellas nuevas) y precios, los que son más económicos y rinde mucho más que el atado tradicional.

En este aspecto señalaron que también es amplia la demanda de “papelillos”, dado que también se utilizan para liar cigarillos de marihuana.

Precios

El último fin de semana se registró un nuevo aumento del precio de los cigarrillos cercano al 14%. Fue porque el el tabaco subió 345%, por lo que se esperaba que la suba se iba a trasladar a los consumidores.

Con estos valores reciente el atado de Parliament o el de Virginia Slim cuesta $3.100, mientras que el Marlboro $2.800. El Philip Morris 2.200 y el Chesterfield 1.700. Todos son de 20 unidades.

En la gama de los económicos, el Red Point se consigue a 1.600 y el Mill a 1.000.

En cuento al tabaco, el paquete de 30 gramos Lucky Strike sale 3.500, el papel 1.300 y el que prefiere colocarle un filtro cuesta 2.500 el paquete.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario