El clima en Cipolletti

icon
Temp
87% Hum
LMCipolletti Confluencia

Los Baskos de la Confluencia inician en la Isla Jordán sus caminatas ancestrales

La primera actividad se realizará este sábado. Es una costumbre milenaria que realizan para mantener viva la tradición de sus antepasados que ahora se hace en la Confluencia.

La agrupación “Baskos de la Confluencia” comenzará este sábado su ciclo de caminatas programadas para el 2024. En esta oportunidad se llevará a cabo una Caminata Nocturna con luna casi llena en la Isla Jordán de Cipolletti.

Caminar es considerada una costumbre típicamente vasca en íntima asociación con la conformación geográfica de Euskal Herria. Es por esto que Baskos de la Confluencia mensualmente realiza esta actividad como forma de mantener esta costumbre ancestral.

Te puede interesar...

La duración de la caminata que se realizará está prevista en 2 horas y media, a ritmo tranquilo con una dificultad baja/media y está recomendada para personas con cierta experiencia en terrenos con desnivel en terreno irregular en zona de bardas, con buen estado físico.

Vascos 2.jpg

Los participantes se concentrarán con sus vehículos particulares en el puente Julio Salto del Rio Negro en la Isla Jordán – sobre la margen sur y a unos 100 metros del puente, en la banquina derecha a las 18.

Posteriormente serán conducidos en caravana hasta cercanías de la confluencia, donde quedarán estacionados los vehículos el tiempo que demande la actividad. Luego se compartirá una cena a la canasta en la cual “Baskos de la Confluencia” dará la bienvenida a los participantes degustando Alubias a la Tolosarra en un fogón comida típica de Euskal Herría.

La idea de que "no hay camino" sugiere que cada persona debe encontrar su propio rumbo en la vida, enfrentar sus propias experiencias y desafíos, y así trazar su propio camino único y personal.

"Caminante no hay camino" es un mensaje universal y un símbolo de la búsqueda de la verdad interior y la necesidad de vivir el presente con autenticidad.

Los Baskos de la Confluencia y su bastón caminante

Los vascos históricamente caminaron y además de buscar su propio rumbo personal lo hicieron como pueblo acompañados de su Makila que en euskera, significa literalmente “palo”, “bastón de caminante”, “vara” o “maza”. Su origen como compañero de marcha es incierto en épocas donde no había medios de transporte y los caminos no siempre eran seguros, era tanto una ayuda para caminar en los terrenos accidentados de Euskal Herría, como un arma para la defensa No fue hasta el siglo XIX cuando aparecieron las primeras referencias a la Makila en la literatura, momento en el que el objeto ya está presente en la vida cotidiana vasca.

Vascos 3.jpg

La Makila es un bastón siempre en madera de níspero grabado, horneado y dejado secar, luego encerado y nutrido dándole una pátina que parece cuero, de un hermoso color rojo, con alma metálica, una punta en la empuñadura de latón o plata, un estilete oculto en su remate y una correa para sujetarla que se hace enteramente a mano .Es un objeto que se transmite en las familias.

El historiador Philippe Veyrin describe de esta manera el traje vasco de la época «Los pantalones empiezan a sustituir a los calzones del siglo anterior que todavía subsisten. La Makila, bastante más elegante, sustituye a dagas o espadas», y en 1936, Félix Morel, en Bayona, hace lo propio “El vasco calzado con alpargatas de esparto, vestido de terciopelo, con el pelo largo y suelto, boina azul y Makila nacional”

Vascos 1.jpg

Una Makila, el bastón del jefe vasco que se hace a mano y se tarda más de 15 años en fabricar y siempre representa un signo ancestral de respeto y tradición en la consideración pública.

La primavera es la estación donde se busca en el monte las mejores ramas de nísperos de 10 años, a partir de esto comienza un proceso de años de estacionamiento, cortes, horneado a leña, secado a oscuras, patinado y grabado.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario