El clima en Cipolletti

icon
31° Temp
28% Hum
LMCipolletti Mundialito

El Mundialito en el que los chicos les enseñaron a los grandes

Argentinos del Norte le ganó a Deportivo Roca en la final de la categoría central del certamen. Fue un torneo con muchos momentos de tensión.

El Mundialito Infantil de Fútbol es uno de los eventos deportivos tradicionales de la región que llevan varias décadas de vigencia. El peso de su realización trasciende la actividad y es simbólico para jugadores, clubes, escuelas de fútbol y la familia de los chicos. Incluso en tiempos de crisis y con menos nivel que en otros tiempos, es una piedra fundamental para el ambiente deportivo en la región.

La edición 36 que finalizó el últimos miércoles en Roca, epicentro de cada Mundialito que tiene otras tantas subsedes en el Alto Valle, estuvo marcada por el contraste entre la fraternidad y la violencia. Siempre hay talento en estos torneos y son varios los chicos que se proyectan para seguir creciendo dentro del fútbol, pero lo mejor que mostraron fue la parte humana.

Te puede interesar...

Quienes mejor interpretaron el espíritu futbolero fueron los jugadores, peleando cada pelota como si fuera la última y comportándose a la hora de ganar y perder con el rival.

En la final se repitió una imagen que ya se había dado en varios partidos previos: los jugadores de Argentinos del Norte saludando y consolando a los de Deportivo Roca tras ganarle 2 a 1. Después, compartieron la foto final del torneo más allá de la alegría de unos y la tristeza de otros por el resultado.

argentinos del norte mundialit.jpg

Fuera de la cancha, algunos padres y madres dieron una imagen triste. Mientras algunos apoyan, aplauden y acompañan, otros insultan a los árbitros, a los chicos rivales y a la organización.

Como todo torneo de esta envergadura, habrá aciertos y errores para ratificar y corregir, pero la violencia con la que se expresaron algunos padres y madres vuelve a llamar a la comunidad futbolera a la reflexión. No solo por el nivel de agresión, sino también por no entender que los verdaderos protagonistas son los chicos y no ellos.

La final de la categoría central se jugó tres días después de lo pautado por el temporal y eso dio tiempo a organizar un operativo que salió impecable, pero con aforo limitado para evitar incidentes.

Dentro de la cancha, los pibes estuvieron impecables. Fue el Mundialito en el que los chicos le enseñaron a los grandes.

captura norte roca mundialito.jpg

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario