Cipoleños piden la pena de muerte y castraciones

En el caso de la primera medida, un 33% desearía implementarla.

Gustavo Arroyo

arroyog@lmneuquen.com.ar

Los cipoleños manifiestan su fastidio por la inseguridad de distintas formas y en general se revela en las redes sociales, a través de duros comentarios contra los delincuentes. De igual modo, esos cuestionamientos no dejan de ser una anécdota y se pierden en el día a día. En este marco, la encuesta anual de la Universidad Nacional de Río Negro viene a echar un poco de luz en cuanto a las opiniones sobre temas destacados, como los castigos más apropiados para los asaltantes y asesinos. Casi sin dudar, mujeres y hombres se pronuncian a favor de severas penas para los delincuentes: más del 70% está de acuerdo con la cadena perpetua y un 33% apoya la pena de muerte.

Tampoco se descarta el “ojo por ojo, diente por diente”, y por eso no resulta extraño que el ítem mutilaciones/castraciones tenga un respaldo de la población del 23%.

Los porcentajes corresponden al trabajo estadístico del 2015, que incorporó más preguntas al cuestionario habitual de años anteriores. En las próximas semanas, alumnos y profesores concretarán la cuarta encuesta consecutiva y reiterarán este interrogatorio que es fundamental para el análisis y comparación de las variaciones que se producen en la opinión de la sociedad.

La percepción de la inseguridad se mide desde el 2013 y permite observar los cambios con el paso de los años. Para un 61% de los cipoleños, la inseguridad aumentó el año pasado; en el 2013, este ítem ascendía al 76%. También se incluyó la consulta sobre una probable disminución, pero en este terreno quedó claro el pesimismo: en el 2013 apenas un 1% dijo que percibía menos delincuencia y en el 2015, un 5%.

En cuanto a los castigos que aplicarían los cipoleños, las coincidencias sobre la “mano dura” son muchas y las respuestas negativas se ubican en un escalón inferior. Un 71% está a favor del máximo castigo de la escala penal argentina, la cadena perpetua, y un 53% apoya una medida que no está contemplada: los trabajos forzados. Pero no son los únicos puntos que registran una alta adhesión: llama la atención que la pena de muerte tenga una aceptación del 33%.

Asimismo, y quizás pensando un poco más en la reinserción del condenado, el tratamiento psicológico cuenta con un apoyo del 66% y los trabajos comunitarios, un 74%.

La pregunta a los encuestados es qué pena implementaría y cuál no, y existe la posibilidad de responder en forma afirmativa, negativa o “no sabe, no contesta”.

La encuesta de victimización que desarrolla la UNRN en la ciudad tiene muy pocos antecedentes en el país, y en muchas naciones desarrolladas son la herramienta fundamental para implementar políticas de seguridad.

Los datos que se obtienen se analizan a lo largo del año posterior al muestreo y mañana, a las 19, en la sede del Centro Israelita, en calle Yrigoyen 162, serán presentados al conjunto de la comunidad y los medios de comunicación. También se brindarán algunos detalles de la próxima encuesta.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario