La salida obligada de Nicolás Caprio por lesión (muscular y se duda que llegue al domingo) le dará la chance a Facundo Crespo en el arco tras el partido de Copa Argentina en Cutral Co y seis cruces oficiales en la división de ascenso. El neuquino no dio garantías y por eso la dirigencia salió al mercado para repatriar al santafesino debajo de los tres palos.

Pero más allá de eso, el entrenador modificará el esquema, presentará en sociedad por primera vez a Federico Izaguirre como número 4 y devolverá a Gabriel Chironi a la mitad de la cancha junto a Ulises Romero, Pablo Vergara, Fernando de la Fuente y Matías Carrera como mediocampista por derecha.

Tanta superpoblación de volantes dejará a un solo delantero, Maximiliano Herrera como referente de área, el faro al que buscarán muchos medios con llegada, con la obligación de llegar para arrimar peligro contra el arco de los capitalinos.

Lucas Comachi y Germán Weiner tendrán descanso, algo también emparentado a la condición física de ambos y a la seguidilla de partidos de la presente semana que arrancó el viernes por la noche como local y empatando con Sansinena.

Ni por asomo, la llegada de Cipo a Viedma se da en el marco imaginado durante la pretemporada.

Aun así, es un arribo que genera expectativa en la capital de Río Negro y a pesar del día y horario laboral se espera un interesante marco de público.

Hace casi 40 años que el club no juega en esta ciudad por un certamen de ascenso. La última vez fue en 1979 contra Villa Congreso por los recordados torneos regionales (fuente Datos Albinegros) y el Capataz goleó 4 a 2. El deseo es repetir una actuación como esa, sobre todo por el valor que tendría volver a ganar como visitante.

Colistas

Ambos equipos provinciales están en el fondo de la tabla. Sol de Mayo arrancó bien y se quedó, sintiendo de alguna manera el salto de categoría. Algo que se proyectaba, aunque con el sprint inicial se dejó de lado.

El Albinegro nunca arrancó. Todavía se debate entre la necesidad de tener que ser y las preguntas en torno a su real potencial. Con un técnico en observación fecha tras fecha y un clima interno (el de las hinchadas identificadas) en estado de ebullición.

El visitante necesita sumar, tanto como el dueño de casa, pero los dirigidos por Zwenger recibirán el fin de semana a Independiente de Neuquén y luego quedarán libres, antes de iniciar el tiempo de revanchas en la zona 1.

Juegan todos, menos el Rojo neuquino

Por la 7ª fecha de la zona 1 en el Federal A, el único que no verá acción será Independiente de Neuquén, próximo rival de Cipo en La Visera (domingo por la tarde).

A Puerto Madryn, desde las 16, irá uno de los líderes del grupo Alvarado de Mar del Plata con arbitraje de Sergio Testa de Bahía Blanca. Todos los ojos puestos en el Coliseo del Golfo, sobre todo por la actuación de la terna arbitral.

En General Cerri, el invicto Sansinena esperará por el otro puntero, en un duelo de vecinos ante Villa Mitre de Bahía Blanca. Marcos Fernández, también de Bahía, impartirá justicia.

La jornada se cierra en La Pampa con la presentación como local de Ferro de Pico ante el Deportivo Roca que viene de quedar libre por disposición del calendario y también ha caído en la tabla. Darío Rojas de Mar del Plata será el árbitro.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario