Casi ahorcan a un taxista para robarle 1800 pesos

Ocurrió ayer a la madrugada. También le tiraron gas pimienta.

Un taxista cipoleño vivió una madrugada de terror luego de que dos delincuentes casi lo mataran por robarle una suma de 1800 pesos. No sólo intentaron ahorcarlo con un cable, sino que le rociaron gas pimienta en los ojos y lo dejaron abandonado en la zona de chacras de Fernández Oro.

El hecho delictivo tuvo su origen en la plaza San Martín de esta ciudad, cuando dos jóvenes se subieron a un móvil de la empresa Servi Taxi. El trabajador cumplió con el pedido de los pasajeros y se dirigió a la zona conocida como Calle Ciega aunque antes tomó la precaución de avisar a la base que tenía un “pasaje sospechoso”.

Te puede interesar...

Lamentablemente, la presunción del taxista era cierta y apenas empezaron a circular por un sitio oscuro fue sorprendido por los asaltantes, que lo sofocaron con un cable y lo obligaron a detenerse. La víctima poco pudo hacer para resistirse y, además de recibir varios golpes de puño, fue rociada con gas pimienta. De acuerdo con fuentes policiales, los delincuentes se apropiaron del dinero que llevaba de la recaudación y un teléfono celular.

El incidente se desarrolló pasadas las 3:30 de ayer y los compañeros de la víctima lograron ubicarla casi en forma simultánea con la policía provincial. “Un móvil detecta el auto a la vera de la Ruta Nacional 22, con el chofer. Relató que le habían robado el equipo de comunicación y la billetera, luego de reducirlo del cuello y arrojarle gas pimienta en los ojos. Luego se dieron a la fuga por el sector de las chacras. A los pocos metros se encontró la billetera sin el dinero y el equipo de radio”, precisó uno de los responsables de la Comisaría 26, Osvaldo Huanque.

Con la descripción brindada por la víctima, hubo un rápido despliegue policial para dar con los sospechosos, pero el resultado fue negativo.

Mientras tanto, el trabajador fue trasladado preventivamente a un centro de salud y, según lo informado por la Policía, se encontraba en buen estado.

En el procedimiento que se llevó a cabo tras el atraco intervinieron efectivos de la Unidad 26, Cuarta y la Caminera.

Más allá de algún incidente aislado, en el último tiempo no hubo que lamentar hechos de gravedad que tuvieran como víctimas a taxistas. Esto tiene directa relación con las medidas que adoptan ellos mismos ante cualquier sospecha de un posible robo.

Prevención

Los asaltos a taxistas disminuyeron en los últimos años tras la articulación de medidas preventivas con la Policía provincial. De igual modo, los propios trabajadores están atentos y, ante cualquier sospecha, dan aviso a sus compañeros.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario