El clima en Cipolletti

icon
12° Temp
49% Hum
LMCipolletti agua

Bomberos se encajaron en el barro y no llegaron a apagar el incendio

El camión se quedó enterrado al ingreso del asentamiento Barrio Nuevo, que sigue bajo agua tras el temporal de lluvia. Los vecinos apagaron el fuego de una casilla, pero la familia perdió todo. Piden ayuda.

A 11 días del temporal de lluvia, los vecinos del asentamiento Barrio Nuevo siguen bajo el agua y ayer lamentaron, además, el incendio de una casilla que tuvieron que apagar ellos mismos porque los bomberos se quedaron encajados en una de las entradas de la toma, por calle Pastor Bowdler.

Se quedaron allí enterrados y por varias horas, hasta que otro camión los fue auxiliar, porque ese ingreso sigue anegado; y los vecinos sólo tienen una bomba prestada por la Municipalidad para sacar el agua. Sin otros recursos, priorizaron las cuatro manzanas que están inundadas dentro del barrio, por calles Río Neuquén y Río Negro.

Te puede interesar...

"Todavía no hemos podido sacar el agua de la entrada principal, porque otras zonas están peor; y con una bomba es poco lo que podemos hacer", expresó Braian Llema, uno de los delegados barriales que habló con LMCipolletti.

La situación que están viviendo es desesperante y se agrava, ahora, por el incendio de una casilla, cuya familia quedó con lo puesto. "Estamos tratando de conseguirle todo lo que necesitan para empezar de nuevo", contó.

Necesitan chapas, nylon, pallets o maderas, cocina, heladera, colchones, todo lo mínimo e indispensable para armar una casilla. Algo de ropa ya le pudieron conseguir; y llaman a la solidaridad de la gente para que colabore con lo que pueda.

Barrio Nuevo inundaciones

Las donaciones las pueden acercar hasta el comedor merendero de la toma; o bien, comunicarse al 299-6259470.

La familia damnificada, de apellido Lagos, está compuesta por una pareja joven, que ronda los 20 años, y una beba de once meses. Ya perdió dos veces su casilla por el fuego. Cuando se gestó la toma, otro incendio más generalizado, consumió la suya y cuatro más. Luego del siniestro, los vecinos procuraron tomar una distancia mayor para armar sus casas. Ayer, las llamas volvieron a destruir su techo, aunque esta vez el foco no se propagó hacia los costados.

El hecho ocurrió alrededor de las 17 de ayer. Los damnificados estaban en la casa lindante de un familiar. Al parecer, la estufa eléctrica que tenían provocó un cortocircuito que prendió fuego la casa. Los daños fueron totales.

"Lo apagamos nosotros, los vecinos, con lo que había, porque el camión de los bomberos no pudo llegar. Quedó estancado en el barro de la entrada principal, y tuvo que esperar que otro camión lo auxilie para salir de ahí", contó Braian.

En medio de la humareda, advirtió que "algunos se metieron a la casa para sacar la garrafa y evitar una explosión".

Tras el incendio, se hizo presente personal de Desarrollo Social para ver qué necesidades tiene la familia afectada. Están esperando que llegue la ayuda.

Mientras tanto, los vecinos siguen sacando agua del barrio. Son 257 lotes y 180 familias las que residen en el asentamiento, donde antes había un baldío. Las lluvia los afectó seriamente porque el terreno está desnivelado y hay zonas donde el agua directamente no tiene por dónde salir. Sin embargo, pese a la dificultad de sobrevivir en esas condiciones, tampoco abandonan sus casillas porque temen sufrir un robo.

"Estamos con una bomba nada más. Hay vecinos que se organizaron para hacer zanjas y sacar el agua del barrio hacia la toma 2 de febrero. Pero la situación es crítica y el incendio nos tomó por sorpresa", manifestó uno de sus delegados.

Embed

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

36.363636363636% Me interesa
0% Me gusta
18.181818181818% Me da igual
18.181818181818% Me aburre
27.272727272727% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario