El clima en Cipolletti

icon
13° Temp
34% Hum
LMCipolletti fuego

Bomberos en alerta por los incendios de pastizales

Aseguran que la falta de cuidado de chacras y baldíos es un gran riesgo.

Los incendios de pastizales parecen ser la postal reiterada de este comienzo de año. En el último mes, los bomberos voluntarios atendieron más de 30 focos importantes, lo que implicó al menos dos salidas por día para apagar las llamas y evitar daños a viviendas o chacras en producción. Lejos de disminuir, la preocupación va en aumento, sobre todo por las altas temperaturas que se esperan para los próximos días y por la desidia habitual de los vecinos.

El cuartel se mantiene en estado de alerta y sus autoridades esperan reunirse con el intendente Aníbal Tortoriello para diseñar un plan estratégico que permita contener la emergencia.

Te puede interesar...

Según el registro de la Asociación de Bomberos, la mayoría de los incidentes de gran magnitud se debieron a la quema de pastizales por motivos de limpieza, es decir, que fueron comenzados en forma intencional y no pudieron ser controlados por sus impulsores. En otros casos, la presencia de vidrios combinada con las altas temperaturas y la acción del viento desataron el fuego. En unos y otros, la desidia de las personas fue el factor determinante.

“Nosotros estamos para brindar el servicio, pero la gente debería colaborar haciendo su parte”, dijo el titular de la entidad, Raúl Vena, y señaló: “Los terrenos mal cuidados son la nafta que necesita el fuego para propagarse”.

En ese sentido, Vena deslizó la posibilidad de pedir una audiencia con Tortoriello y convocar al Consorcio de Riego para comenzar a trabajar en un plan de acción que disminuya la posibilidad de la catástrofe.

Para el presidente de Bomberos, el abandono de las chacras de la zona profundiza el estado de peligrosidad de los pastos, más aún teniendo en cuenta que desde hace dos o tres años los veranos han sido más secos respecto de épocas anteriores.

Entre los regantes han advertido los riesgos que ocasiona para la producción el abandono de chacras. A las plagas que afectan los frutales o la aparición de bloqueos al sistema de riesgo se suma un riesgo extra: el fuego.

"Nosotros estamos para brindar el servicio, pero la gente debería colaborar. Los terrenos mal cuidados son la nafta que necesita el fuego”.Raúl Vena. Titular de Bomberos

Impuesto y multas

Por su parte, el Municipio está realizando, desde mediados de diciembre, las tareas de limpieza urbana contempladas en el programa anual de desmalezamiento de espacios fiscales y privados. La iniciativa responde a la ordenanza de fondo 275/15, que establece el cerramiento y el corte mensual de la maleza a los propietarios de terrenos baldíos. El incumplimiento de estos dos ítems habilita a la comuna a limpiar con sus propios equipos, cobrar el trabajo al dueño del espacio y sumar la multa respectiva.

La misma normativa establece un impuesto a la tierra rural improductiva o abandonada. La medida prevé el cobro de un 5% sobre el valor multiplicado por cada hectárea improductiva. El canon establecido por la Municipalidad tiende a desalentar la especulación inmobiliaria y a reactivar la producción frutihortícola de la región.

Pese a los esfuerzos por controlar los espacios en desuso, los resultados todavía no están a la vista. Tres de los incendios más difíciles de contener tuvieron lugar en la Isla Jordán, Cuatro Esquinas y el islote debajo del puente carretero, y cada uno de ellos cuenta con un factor humano en su origen. Del mismo modo, la posibilidad de evitarlos está al alcance de la mano y también de la voluntad de cada vecino.

Sin embargo, los siniestros se repiten, con el consiguiente riesgo que ocasiona para los vecinos y el personal y el “derroche” de recursos que deben efectuar los bomberos para apagar incendios que podrían haberse evitado.

La sequedad de los campos y el viento propagan rápidamente los incendios, casi siempre iniciados intencionalmente o por la desidia de vecinos.

Alto costo para los voluntarios cipoleños

Entre los miembros del destacamento de Cipolletti, sólo tres cobran un sueldo. Son los policías con rango de bomberos que trabajan en el cuartel, el resto son voluntarios que realizan otras actividades asalariadas, dejan lo que están haciendo y acuden inmediatamente al llamado de la sirena.

En los últimos incendios, el cuartel sufrió daños en cubiertas, mangueras y otros equipos menores. Algunos bomberos tuvieron que descartar su chaqueta estructural porque tenían roturas que impedían un nuevo uso. Un equipo de este estilo cuesta entre 15 y 20 mil pesos.

Atentos a esta realidad, desde la dirección de la asociación planearon la compra de nuevos equipos forestales con un valor superior a los tres mil pesos cada uno.

“Los vecinos tienen que recordar que el bombero voluntario también es un vecino” manifestó Raúl Vena, presidente de la Asociación de Bomberos. “Saber esto quizás nos haga entender todo lo que se pone en juego cuando salen a apagar un incendio”, concluyó.

2 Las salidas diarias por quema de pastos

La Isla Jordán, Cuatro Esquinas y el islote bajo los puentes fueron los casos más graves, pero hubo muchos otros focos menores controlados por los voluntarios.

5% El porcentaje de la valuación, el impuesto a las chacras

El Municipio multiplica la cantidad de hectáreas por un valor fijo y aplicará el 5% del valor como impuesto a las chacras que se encuentren fuera de producción.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario