Barrio Obrero: hay riesgo por charcos y aguas servidas

Las lluvias torrenciales que se descargaron en Cipolletti y la región días atrás dejaron un saldo de calles anegadas y acumulación de agua en los asentamientos y barrios periféricos que con el tiempo se torna en focos infecciosos y de mal olor. Es lo que ha ocurrido en el Barrio Obrero, donde persisten los charcos y los desbordes de napas y pozos sépticos.

Ayer, la situación llevó a que se suspendiera la actividad del jardín infantil comunitario, al que asisten unos 30 chicos. Existe el riesgo de que el funcionamiento siga hoy sin reanudarse, ya que la contaminación con aguas servidas es un peligro para los niños.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario