Aumenta el consumo de cerdo y no hay control sanitario

Numerosas familias de la periferia rural de Cipolletti que se dedican a la crianza de cerdos están preocupadas porque desde hace tiempo que se abandonaron los controles sanitarios del Municipio y existe, como siempre, el riesgo de que reaparezca la temida triquinosis.

La inquietud se refuerza por otra circunstancia. En Cipolletti, en estos tiempos, ha aumentado la venta de lechones, chanchos y alimentos derivados a carnicerías y otros comercios. Es decir que habría carne porcina circulando sin los análisis de rigor, que quedarían a la buena voluntad y buena fe de los chancheros.

Te puede interesar...

Un criador recordó ayer que hace años que no se efectúan censos de los puercos, a los que se solía hacer una marca en una oreja para confirmar que eran controlados. Aseguró, además, que en la ciudad los veterinarios hacen esperar la revisión de las muestras porcinas y destacó que por el estudio se pagan aquí $800 mientras que en Neuquén cuesta apenas $100.

LEÉ MÁS

Fuerte rechazo al proyecto municipal de Banco de Tierras

Solución para el caso de bullying en la Escuela 264

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario