Apuran un plan de cuidado del patrimonio local

Atenderán todos los edificios históricos.

Poco y nada se ha hecho en los últimos años, salvo una ordenanza que no ha tenido mayor relevancia, para asegurar la preservación, cuidado y mantenimiento de los edificios y monumentos históricos de Cipolletti. En la actualidad, sin embargo, en el Ejecutivo municipal parecen estar dispuestos a revertir la situación precedente y dar más atención a los testimonios que todavía quedan de un pasado urbano que merecería mayores esfuerzos de conservación.

Del Diente de Oro, ubicado en la esquina de Fernández Oro y Villegas, solamente se conservará la fachada, si se actúa con rapidez y no se viene abajo antes. Hace un par de años, se demolió la cercana, por calle Fernández Oro, vieja farmacia Angelaccio, y ahora se le augura un final similar a la vivienda y consultorio del doctor Augusto Mengelle, también próximo pero por Villegas. Estos tres inmuebles antiguos figuran en el listado de protección patrimonial, que no funcionó.

Te puede interesar...

En estos días, sin embargo, ha habido reuniones en el Municipio y de funcionarios con una entidad particular preocupada por el destino de los monumentos locales.

Para hacer frente al inquietante problema, en la comuna se ha conformado una comisión integrada, entre otras, por las áreas de Cultura y de Turismo, que ya ha empezado a trabajar en las tareas de conservación. El tiempo apremia, pero se conoció que se documentará y hará difusión sobre los puntos históricos y de interés legados por el pasado, y se buscará el apoyo de otros sectores de la comunidad.

Un gesto significativo ha sido una reciente reunión del nuevo organismo con la Asociación de Custodia del Patrimonio de Cipolletti (Cupacip), que está interesada en todos los lugares que deben ser protegidos, para buscar formas de acción en común. La Asociación está hoy solamente dedicada a restaurar y refaccionar la antigua Casa Peuser, ubicada en el campus de la Facultad de Ciencias de la Educación. Allí hay mucho trabajo que hacer pero lo que faltan son recursos.

Por ello, Liliana Fedeli, de Cupacip, destacó los resultados de otro encuentro, esta vez encabezado por el intendente Aníbal Tortoriello y otros funcionarios que se concretó recientemente. En la ocasión, el jefe comunal manifestó que aportará los materiales para la reparación del techo de la mansión. De este modo, parece surgir un mayor compromiso público por los recuerdos de otro tiempo.

Era hora

Lentamente se vislumbra una conciencia más comprometida con el pasado

Más para cuidar. Además de los edificios, árboles y otros testimonios del pasado que deben ser protegidos por la ordenanza vigente, se está evaluando la incorporación de otros lugares, a definir, para ser cuidados.

Recordatorios. Para los casos de inmuebles históricos que no han podido ser salvados y pensando en que otros más pueden correr igual suerte, la alternativa será colocar placas recordatorias bien visibles.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario