El clima en Cipolletti

icon
20° Temp
34% Hum
LMCipolletti rata

Anécdotas imperdibles del querido e inolvidable Carlos Rata Graziosi

El popular relator de Auto Uno, además de un gran profesional, fue una persona entrañable con miles de anécdotas que fueron su marca registrada. Así elegimos recordarlo.

Recordarlo con una sonrisa es el mejor homenaje que se le puede rendir a Carlos Augusto Graziosi -la voz que tuvo el automovilismo regional por más de tres décadas- quien falleció en la madrugada del viernes dejando un recuerdo inolvidable.

A sus cualidades de gran profesional hay que asignarle al popular Rata su carácter extrovertido de hablar siempre con un tono alto sin que necesitase una impostación de la voz frente al micrófono y en guardia siempre para la polémica en ese “vivir a fondo” que era el lema del programa Auto Uno, la tira diaria infaltable en el dial de los amantes de los fierros.

Te puede interesar...

Su picardía y su gracia también le brindaron un estilo que era una marca registrada y que afloraron con naturalidad en cada uno de los que compartieron su amistad o espacios de trabajo. Como dijo Tomás Gómez su compañero en Auto Uno “Ya estar con él era una anécdota”.

Frontal y directo también era un hombre de códigos y cuando vio que su trabajo en un organismo estatal le estaba generando problemas al superior que lo convocó, renunció para hacer lo que deseaba.

“Como el director de Turismo era amigo mío opté por irme porque comprometer la amistad no me gustaba”, contó años atrás en el programa Noticias Íntimas en el que se lo invitó para homenajear su trayectoria.

“Es que yo con el tema de las carreras me iba los viernes, volvía los lunes y había empezado un run run que no me gustaba y me quise ir. Pero el director me dijo: vos te quedás porque sos mi amigo, y le contesté: 'no, justamente porque soy amigo tuyo me tengo que ir. Y así fue', recordó en esa entrevista demostrando su honestidad y su grandeza.

Fue en ese momento en que decidió optar por la radio “porque siempre tuve una virtud, laburar siempre de lo que me gustó", se jactaba siempre. "Cuando Juan Carlos Schroeder compró la radio y me convocó me dijo: 'Estoy buscando a un relator y me dijeron que vos eras más o menos bueno... 'No, ¡yo soy el mejor le respondí!”, recordó entre risas en innumerables reuniones cuando tuvo que comentar su arribo a LU5.

image.png

Famoso por un día, Walter Suriani ex tricampeón del Rally Argentino a finales de la década del 90 que compartió grandes vivencias con el fallecido relator, recordó con gracia cuando fueron a hacer un reclamo al Automóvil Club Argentino por una biela fuera de reglamento por la que el piloto había sido excluido de una carrera en Monte Hermoso.

El reclamo no prosperó: “No hubo caso. Nos echaron pero al salir de ACA nos encontramos con el 'Gringo' Jorge Bescham que había ido por Carlitos Menem (hijo del entonces presidente Caros Menem) y como nosotros lo conocíamos nos invitó también y allí terminamos”, recordó Chirola.

Poco antes de morir El Rata también contó esa simpática vivencia del día que se codearon con el glamour de Buenos Aires.

“La fiesta fue increíble, se hizo en un recinto de lujo y estaba lo mejor del jet set, a tal punto que cuando llegué acá a Neuquén me enteré que en la revista Pronto en la página central salgo de un lado yo, del otro el Chirola y, en el medio, Carlitos. Eso no es nada, después terminamos en El Cielo que era una discoteca muy renombrada de Buenos Aires a la que arribamos en el Fiat 128 modelo ’93 más o menos del gringo Bescham que cómo le tenía miedo a los aviones se había venido de Córdoba en auto mientras Carlitos se subía a una Coupe Crossword color rojo sangre impresionante”.

image.png

Aficionado a la pesca, también en ese ámbito vivió graciosas anécdotas en las que dejó su sello como la vez que intentando sacarse una foto con una trucha recién atrapada se demoró en la operación y recibió un mordisco en el dedo que derivó en “una puteada que no tuvo desperdicio”, rememoró en alguna de sus numerosas tertulias fierreras.

Camilo Echevarría, otro de los pilotos con los que siguió durante varias temporadas en el Turismo Carretera, se animó a reflejar una de las cualidades que caracterizaron al fallecido relator como un tipo bromista en un ida y vuelta permanente con quien lograba trabar relación.

“El Rata no era de abrir el bolso cuando llegaba de viaje hasta que lo hacia su mujer y un día mi papá (Johnny Echeverría) le puso adentro una cabeza de lechón que habíamos cocinado. Y estuvo como diez días hasta que lo abrieron”, contó entre risas el actual concejal del MPN en el programa Vuelta de Página que se emite por LU5.

Nada impedía que pudiera cumplir con su trabajo y se trepaba a cualquier lugar con tal de poder transmitir como cuando en su primera carrera al no disponer de una cabina se subió al techo de los baños del autódromo de Allen o en la kartódromo de la isla Jordán le robaron la puerta del conductor del “Avispón Verde”, como llamaba a la camioneta F100 con la que se movilizaba en sus comienzos.

Verborrágico, discutidor serial, bromista incansable, profesional apasionado y gran persona, Carlos Graziosi, el Rata, marcó época en el automovilismo regional sintetizando con su voz inigualable el bullicio de los autódromos dejando en el alma de los fierreros un sentido recuerdo. Imposible olvidarlo. Y mejor recordarlo así, con una gran sonrisa.

Murió el Rata Graziosi, la voz del automovilismo regional

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
100% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario