El clima en Cipolletti

icon
18° Temp
24% Hum
LMCipolletti pesos

Allen gana juicio a proveedor que no hizo nomencladores

El municipio adjudicó la confección de 150 carteles indicadores de calles y pagó un anticipo financiero. Pero la firma ganadora no cumplió los trabajos y deberá devolver el dinero con intereses y pagar las costas del proceso.

Un proveedor del municipio de Allen que ganó una licitación para la contratación de mano de obra y aportar materiales para la construcción de 150 carteles nomencladores fue condenado a pagar 115.095 pesos más intereses y las costas del proceso judicial, debido a que recibió un anticipo financiero de casi ese monto (114.525) y no realizó el trabajo contratado.

La sentencia la emitió la Cámara de Apelaciones de General Roca, que aceptó tramitar el caso luego que un fiscal previamente se declaró incompetente, pues el acusado presentó domicilio en Fernández Oro, otra jurisdicción.

Te puede interesar...

La demanda de carácter civil la presentó la comuna allense contra la empresa Vial Rental, a quien adjudicó en mayo de 2017 la licitación para realizar los trabajos por un total de 381.750 pesos.

El acuerdo establecía la percepción del 30% a modo de anticipo, y el saldo restante al finalizar la labor, cuyo plazo se estableció en 45 días hábiles.

Sin embargo, previo pedir una prórroga del plazo que no fue aceptada, la Secretaría de Planeamiento el 9 de enero de 2018 emitió un memo que señaló que hasta ese momento la firma no había entregado ningún cartel indicador.

A partir de ahí sucedieron reclamos para se cumpliera el trabajo mediante cartas documento que no tuvieron respuesta. En junio 18 se intentó un acercamiento mediante el CEJUME -Centro Judicial de Mediación-, pero el empresario no asistió.

Entonces el municipio avanzó en una denuncia por daños y perjuicios en el que demandó la restitución del anticipo financiero, 114.525 pesos más intereses; 570 por tres cartas documento; y por último “daño contractual” mencionando que “los bienes que se pretendían adquirir del demandado tenían un valor de 381.750 pesos”.

Además, resaltaron que por el incumplimiento obliga al Estado Municipal a realizar una nueva contratación para adquirir los carteles, y que en junio del 2018 el precio ascendió 540.000 pesos.

Rebelde y culpable

El juez Dino Daniel Maugeri, en su voto rector y la adhesión de Gustavo Martínez, destacó en primer lugar la ausencia del demandado en las distintas instancias y su conducta contumaz. Relacionado con ello consideró su rebeldía, y resaltó que el nuevo Código Procesal estable que ante una situación de rebeldía “deja de constituirse en una simple presunción de veracidad de los hechos consignados en la demanda”. Agregó que a esos hechos “se tendrán por ciertos salvo que fueran inverosímiles”.

No obstante ese nuevo criterio, aclaró que quedó comprobado “el incumplimiento de la parte demandada”.

En cuanto al monto indemnizatorio reclamado, Maugeri explicó que no correspondía el rubro “daño contractual” como pretendía el municipio con un monto de 540 mil pesos, sino “pérdida de chance”.

El magistrado sostuvo que el municipio no presentó documentación que respalde haber adquirido los 150 nomencladores y en consecuencia fijó la indemnización en 115.095 más intereses y las costas al aceptar parcialmente la demanda.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario