El clima en Cipolletti

icon
18° Temp
51% Hum
LMCipolletti Economía

Achicar el déficit será el desafío de la Provincia este año

El gobernador ratificó el tope del 17% para los aumentos y pidió solidaridad.

El gobernador Alberto Weretilneck grabó un mensaje para todos los rionegrinos que ayer hizo público a través de las redes sociales. Allí explicó la difícil situación financiera que atraviesa la Provincia y pidió a todos un esfuerzo para salir adelante.

En ese sentido, el mandatario informó que Río Negro tiene un déficit de $2500 millones. “Hemos gastado más de lo que ha ingresado. Hubo una caída de recursos de jurisdicción nacional que vienen transferidos a la Provincia a partir de la coparticipación. Prácticamente todas las transferencias nacionales han estado muy por debajo del estimado y lo que marca la inflación”, indicó.

Te puede interesar...

Mientras que explicó que “esta carencia de recursos nacionales, sumado al incremento natural de los gastos, han hecho que tengamos este déficit. ¿Y cómo se financia el déficit? Con endeudamiento. Es por eso que la Provincia tuvo que salir, el año pasado, a tomar deuda en los mercados de crédito nacionales”.

Para Weretilneck, lo peor que le podría pasar a la Provincia hoy es que el Estado entre en crisis, y para ello -según él- es necesario ajustarse el cinturón. “Tenemos que gastar menos. Por eso vamos a tomar algunas decisiones en el ámbito del presupuesto público de la Provincia a los fines de reducir el déficit y de que no haya que endeudarse tanto y no se entre en cesación de pagos y convulsión. Si logramos superar este año, habremos dado un paso fundamental”, afirmó.

En ese marco, el gobernador destacó que los rionegrinos tienen buenos sueldos en comparación con la gran mayoría de los argentinos y llamó a los empleados públicos en general y a los dirigentes sindicales en particular a ser cautos y comprender el contexto.

“En pocos días más daremos inicio a las paritarias y vamos a discutir con todos los representantes gremiales las pautas salariales. La pauta estará en el orden del 17%, lo que se estima que habrá de inflación”, señaló.

A su vez, sostuvo que “a veces es preferible dejar para más adelante una reivindicación salarial y no que le paguen el salario en cuotas o que no se sepa cuándo se lo van a pagar. Por eso quiero pedirle a la dirigencia gremial que comparta con nosotros estas decisiones que estamos llevando adelante, que son decisiones que no queremos tomar pero las debemos tomar”.

Weretilneck dijo que no cree “que los trabajadores públicos quieran volver a la década del ’90, donde había cinco meses de atraso de sueldos y se pagaba en bonos”. Por eso, aseguró que lo que se está pidiendo es el menor esfuerzo posible y aclaró que no están despidiendo trabajadores ni bajando salarios, sino que la discusión salarial tenga un sentido común.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario