El clima en Cipolletti

icon
22° Temp
69% Hum
LMCipolletti desalojo

A la espera de una construcción del IPPV, quiere que se suspenda una orden de desalojo

El caso data de hace 6 años, e involucra a un joven con graves problemas de salud, por lo cual jamás se pudo ejecutar el desalojo.

Una familia que actualmente alquila una casa del barrio 130 viviendas de Cipolletti está a la espera de un fallo favorable por parte de la jueza Soledad Peruzzi, respecto de un desalojo que aún se mantiene vigente. Es que el mismo aún no se ha concretado a raíz de una complicada situación de salud de uno de los integrantes del grupo en cuestión.

Soraya Enríquez, quien actualmente alquila la casa que desató la pelea judicial, contó detalles de la situación y aseguró que todo podría resolverse de forma favorable si solo la magistrada le garantizara el poder permanecer en ese lugar, hasta que el IPPV le construya su propia vivienda.

Te puede interesar...

La historia tiene inicio hace 6 años atrás, cuando la persona que le alquilaba la casa aumentó sorpresivamente el alquiler, por lo cual se negó a seguir recibiendo el pago de la familia. Para ese momento, su pareja enfermó gravemente y su situación económica se complicó aún más. Justamente es a partir de ahí que la propietaria llevó adelante las acciones correspondientes en la Justicia, las cuales determinaron un desalojo.

Video reclamo desalojo Soraya.mp4

Dado que en esa casa también vive el hijo de Soraya, un joven de 20 años con autismo y obesidad mórbida (quien además es oxigenodependiente), el mismo jamás se pudo ejecutar, pese a que tanto oficiales de la Justicia y de la Policía se hicieron presentes en el lugar.

Con este drama, y sin querer seguir ocupando esa casa, la mujer señaló que consiguió en 2019 que el Municipio de Cipolletti le cediera un terreno, para que luego el IPPV construyera una vivienda para ser ocupada por ellos. Hasta el viernes pasado, momento en el que ella, acompañada por el Frente Popular Darío Santillán, se movilizó a la sede de este organismo, no había ninguna confirmación de la obra.

Sin embargo, ese mismo día todo indicaría que su urgencia fue entendida en el IPPV, por lo cual consiguió que se emitiera un expediente con el pedido de la construcción, a la espera de que sea respondido oficialmente, lo cual no dejó completamente tranquila a Soraya.

Integrantes del Frente Darío Santillán tomaron las oficinas del IPPV,

Es que para complicar su situación, ella y su familia están obligados a viajar a Buenos Aires para llevar adelante una serie de estudios con el joven. Según confió Soraya, en la Patagonia -y prácticamente todo el país- no existen camas para personas con obesidad mórbida y el joven necesita atender a la brevedad varias cuestiones de su salud.

Con este viaje imprevisto en sus vidas, la mujer busca garantizarse no quedarse en la calle mientras está a la espera de la nueva vivienda.

“Yo lo que le pido a la jueza Peruzzi es que no ejecute el desalojo hasta que la casa este construida. Incluso el IPPV ya nos dio respuesta. Una vez que eso ya este, entregamos la casa nosotros mismos, pero con la situación de mi hijo, no podemos quedar en la calle”, relató a LM Cipolletti.

Un proyecto pensando en un grupo olvidado

Teniendo que atender las necesidades de su hijo, Soraya se sorprendió al enterarse que no existen hospitales especializados para la obesidad mórbida, y que en algún caso, sólo existe un pabellón especial, el cual no termina de contar con todos los elementos necesarios para la atención.

“No hay hospitales y tampoco maquinaria para hacer estudios para las personas con obesidad mórbida. Por ejemplo, como no hay resonadores, en muchos casos se usa el de un zoológico. Es por eso que también tengo en mente el poder presentar un proyecto ante la Legislatura, para que se empiece a tener en cuenta que no hay atención para este grupo de personas”, concluyó.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario