Vecinos atraparon a dos motochorros y les dieron una paliza

Los rodearon y golpearon en pleno centro luego de que intentaran escapar. Uno terminó en el hospital y otro, preso porque era buscado por la Justicia.

Un grupo de vecinos del barrio San Pablo no dudó en hacer justicia por mano propia y golpeó con fuerza a dos motochorros que habían asaltado a una familia. El violento hecho ocurrió en la esquina de Libertad y Roca, cuando los delincuentes pretendían escapar, aunque con escasa suerte porque chocaron contra un auto. Horas después, se comprobó que uno de los ladrones tenía una pierna quebrada y otro contaba con un frondoso prontuario por múltiples robos en Misiones.

El incidente tuvo lugar la noche del domingo, cuando una vecina caminaba por calle Yrigoyen, junto a sus dos hijas de 10 y 16 años. De acuerdo a fuentes policiales, dos motochorros se encontraban parados, simulando que arreglaban un desperfecto en el vehículo en que se movilizaban. Sin embargo, cuando se acercaron la mujer y las menores, extrajeron un arma de fuego y le arrebataron una mochila a la adolescente. La acción fue muy rápida y los delincuentes se dieron a la fuga en medio de los gritos de las víctimas.

Te puede interesar...

En apariencia, la urgencia por alejarse del lugar les jugó en contra a los asaltantes, que terminaron colisionando a un auto a sólo una cuadra. Apenas cayeron sobre el pavimento, un grupo de personas los rodeó y empezó a golpearlos para impedir que se alejaran, destacaron las fuentes. Agentes de la Comisaría Cuarta no tardaron en llegar y concretaron la detención de los delincuentes.

Producto de la colisión, se pudo comprobar que un motochorro, oriundo de Neuquén, tenía una fractura en una pierna. En tanto, su cómplice, tenía un pedido de captura de Eldorado, Misiones, por su vinculación con robos tipo boquete. En la actualidad, se ocultaba en un aguantadero de la denominada toma Los Paraguayos, cerca de Costa Norte.

El delincuente neuquino, de apellido Ortiz, fue trasladado al hospital neuquino Heller y anoche permanecía internado en ese centro de salud, con custodia policial cipoleña. En tanto el misionero, de apellido Pereira, fue alojado en el Establecimiento de Ejecución 5 hasta que una comisión de su provincia lo venga a buscar.

La investigación de lo sucedido quedó a cargo de la Unidad Cuarta y la fiscalía de turno. El lunes se hizo una audiencia, donde se le formularon cargos al misionero.

3 víctimas del asalto.

Según fuentes policiales, las personas damnificadas por el atraco fueron una mujer y dos hijas menores de edad.

2 incidentes se registraron.

En primer lugar, sobre Yrigoyen, ocurrió el asalto; luego, en Libertad y Roca, los motochorros chocaron un vehículo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario