El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
73% Hum
LMCipolletti millones

Vaca Muerta: las pérdidas se cuentan por millones

La protesta dejó cuantiosos perjuicios en producción, regalías, inversiones, divisas y salarios. Todos perdieron: operadoras, empresas de servicios, pymes, trabajadores y gobiernos. Temen que se haya sentado un peligroso precedente.

Centenares de millones de dólares en pérdidas fue el saldo que dejó en la industria petrolera la protesta de los trabajadores autoconvocados de la Salud Pública de Neuquén, que bloquearon durante tres semanas los accesos a los principales yacimientos de Vaca Muerta.

La afectación fue generalizada y, en mayor o menor medida, toda la cadena de valor de la industria sufrió graves perjuicios.

Te puede interesar...

Por el lado de las operadoras, las pérdidas superan los 250 millones de dólares solo por los costos improductivos que significó dejar en stand by 25 plataformas de perforación que había en actividad junto con sets de fractura, equipos de pulling, work over y coiled tubing.

A eso se le debe sumar la producción que se debió cerrar por la falta de abastecimiento de insumos en plantas de tratamiento y porque no se pudo realizar la evacuación de petróleo y líquidos asociados por camiones. Se paralizó la producción por 3,5 millones de metros cúbicos diarios de gas y más de 9000 barriles diarios de petróleo.

El cierre de pozos significó que el Estado provincial dejara de percibir ingresos en concepto de regalías por más de 100 millones de pesos.

La protesta en las rutas frenó toda la actividad relacionada con el Plan Gas.Ar. No solo se paralizaron 13 torres que perforaban pozos gasíferos y equipos de completación, sino que también generó una importante demora en la conexión de pozos terminados y obras de facilities, claves para la inyección en el invierno que se avecina.

Fuentes de la industria indicaron a +e, que, como mínimo, los volúmenes comprometidos por las productoras en el Plan Gas se demorarán un mes, pero hay casos en que tampoco se podrá cumplir con los objetivos de junio y julio, los meses más fríos.

Ese gas que no estará disponible este invierno significará un sobrecosto de más de 250 millones de dólares al Estado nacional, que deberá acudir a mayores importaciones de gas natural licuado (GNL) para los barcos resgasificadores de Escobar y Bahía Blanca y compra de combustibles líquidos para la generación de energía eléctrica (Ver páginas 2 y 3).

Las demoras no hicieron más que complicar los destinos de un programa que arrancó tarde. Tal es así que en el gobierno provincial estiman que una parte de las inversiones planificadas para este año se verán postergadas porque no es viable económicamente conectar pozos luego del invierno, cuando se desploma la demanda doméstica.

El efecto cadena repercutirá en un menor ingreso de divisas por las ventas de gas a países vecinos en el verano. Esta semana, la Secretaría de Energía de la Nación reglamentó el sistema de exportaciones en firme para la temporada estival.

“Como vencido el plazo que establecía el Decreto 892/20, ninguna empresa hizo uso de su derecho de prioridad, y dado el retraso en los trabajos de producción en la Cuenca Neuquina, en esta primera oportunidad se adjudicarán para exportación estival hasta 2 millones de m3 desde el Sur, y hasta 4 millones de m3 desde Vaca Muerta”, reconoció el titular de Energía, Darío Martínez.

Es decir que este año se venderá al exterior menos gas de lo pensado. Las exportaciones en firme son una de las claves que permitiría hacer rentable los nuevos pozos en Vaca Muerta.

Por otro lado, Martínez también tuvo que salir a dar certidumbre a las pymes, que por no estar dentro de la demanda prioritaria, no pueden asegurarse el abasteciendo de gas en el mercado. Se decidió emitir una resolución para que puedan optar entre seguir pactando contratos con productoras comercializadoras o ser incluidas como clientes de las distribuidoras.

pymes-vaca-muerta.jpg

Otro eslabón de la cadena de valor hidrocarburífera afectado por los piquetes es el de las pymes regionales. Según fuentes del sector, la masa salarial de los 16 mil trabajadores de las pymes del sector ronda los 33 millones de dólares por mes. De esa suma, al menos 10 millones de dólares correspondientes a abril no podrán ser cubiertos por la caída de facturación que generó la protesta de Salud. Además, comenzaron a perder contratos con las grandes compañías de servicios especiales como Schlumberger, Weatherford y Nabors (Ver página 6).

A todo ese cúmulo de pérdidas se le debe añadir el perjuicio salarial de los 10 mil petroleros que no pudieron acudir a los yacimientos, al igual que los trabajadores de la construcción y de otros sectores vinculados a la actividad, un cúmulo de dinero que no irá al consumo. También deben tenerse en cuenta los impuestos que se dejarán de recaudar.

Los cálculos más conservadores indican que se perdieron más de 500 millones de dólares durante los 21 días de protesta.

Más allá de los billetes desperdiciados, hay un impacto intangible en la industria que es la falta de garantías de que una protesta similar puede repetirse próximamente, teniendo en cuenta la alta conflictividad social por la crisis económica que atraviesa el país.

AÑELO DRONE _ CORTE AUTOCONVOCADOS SALUD.JPG

> Volver a empezar: la industria inicia la recuperación de la parálisis

Luego de tres semanas de bloqueos en las rutas de Vaca Muerta, las operadoras pudieron acceder libremente a los yacimientos desde el miércoles por la tarde para realizar el recambio las dotaciones de personal, reanudar el reabastecimento de insumos y víveres y reactivar la producción paralizada, así como también los equipos.

Fuentes de varias compañías con operaciones en las zonas de Añelo y Rincón de los Sauces consultadas por +e señalaron que la normalización va a llevar varios días.

Una de las primeras tareas que se reanudaron fue la evacuación de líquidos de las plantas de tratamiento, tarea que no se pudo realizar por los cortes y que significó el cierre de varios pozos.

Además de renovar las dotaciones, otros de los trabajos realizados fueron inspeccionar el estado de instalaciones y equipos. La mayoría de las operadoras debieron paralizar y dejar en condición segura plataformas de perforación (unas 25 en la cuenca) y, sets de fractura, como así también equipamientos de pulling, work over y coiled tubing, y actividades de construcción de facilities. Ya comenzaron a reactivar algunas de esas torres.

La afectación a las petroleras fue bastante heterogénea según el tipo de operaciones. Algunas empresas, por su escala de actividades, cronogramas de trabajos y ubicación de los yacimientos, sufrieron menos perjuicios.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario