Unos 400 mil fieles coparon la misa en Santiago

En las inmediaciones hubo más de 60 detenidos durante las movilizaciones contra la iglesia.

Neuquén.- La primera jornada de Francisco en Chile tuvo condimentos de todo tipo. Después de pedir perdón por los abusos de los curas , Francisco encabezó una misa en el Parque O’Higgins de Santiago ante unos 400 mil fieles. En las inmediaciones hubo más de 60 detenidos, entre los manifestantes que repudiaban la presencia del jefe de la Iglesia. La misa por la paz, como se denominó la ceremonia, sirvió para que el Papa insistiera en su prédica habitual a favor de ayudar a los excluidos.

“¿Quieres dicha?, ¿quieres felicidad? Dichosos los que trabajan por la felicidad de otros. ¿Quieres paz? Trabaja por la paz. (Hay) que sembrar la paz a golpe de proximidad, a golpe de vecindad. A golpe de ver rostros, aquellos que no han sido tratados como personas. Esa es la única manera de poder construir un futuro de paz”, pronunció Francisco desde el altar.

Te puede interesar...

Luego, golpeó al corazón del capitalismo: llamó a no “adormecernos en un consumismo tranquilizante. Esa resignación nos lleva a aislarnos del mundo”.

El pontífice también visitó a las reclusas del Centro Penitenciario Femenino de San Joaquín, en una de las actividades más emotivas de la jornada. “Ninguno de nosotros es cosa, no nos dejemos cosificar, no somos un número”, les dijo el papa argentino a las presas.

“Gracias por lo que hicieron y gracias por la oportunidad que me dan para visitarlas, para mí es importante compartir este tiempo con ustedes y estar más cerca de tantos hermanos nuestros que están privados de la libertad”, agregó el Papa.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario