Una pistola hallada en la 2 de Febrero era de la Policía neuquina

Habría sido robada a un agente y puesta a la venta en el mercado negro.

Las investigaciones posteriores a los procedimientos que se llevaron a cabo el jueves por la mañana en la toma 2 de Febrero permitieron determinar que una pistola secuestrada pertenece a la fuerza policial neuquina. La numeración del arma de fuego estaba limada y en forma inicial se desconocía su origen.

En apariencia, la pistola de nueve milímetros fue sustraída en la vecina provincia a algún agente e introducida en el mercado negro de la delincuencia. Como sucede en otros casos y para impedir su identificación tenía limada la numeración. El arma fue hallada en una precaria vivienda de la toma aledaña al barrio Anai Mapu y formó parte de un importante secuestro realizado por la Brigada de Investigaciones de Cipolletti.

Asimismo, los efectivos también consiguieron sacar de circulación una tumbera, una costosa escopeta Beretta y un improvisado caño, que también puede efectuar disparos de cartuchos de calibre 12.

Asimismo, se pudo establecer que una moto Keller, modelo Crono tuning, era robada y ahora se buscará chequear los pedidos de secuestro vigentes de Neuquén y la región valletana, precisaron fuentes allegadas a la investigación.

Además de la pistola, un Fiat Duna también era de origen neuquino. Aunque tenía alterados los números de motor y chasis, la Brigada comprobó que era un vehículo con pedido de secuestro.

Investigación

Armas para la delincuencia

El trabajo desplegado por la Brigada de Investigaciones cipoleña durante la semana que pasó permitió desmantelar puntos de venta clandestinos de armas de fuego. De acuerdo con fuentes judiciales, los allanamientos fueron producto de las sospechas de los efectivos policiales sobre la posible venta de armas cortas y municiones de distinto calibre a personas ligadas al ambiente delictivo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario