El clima en Cipolletti

icon
37° Temp
12% Hum
LMCipolletti joven

Una pericia definirá acusación a policía que baleó a joven

La víctima recibió una descarga de perdigones de goma en el rostro que le causó graves heridas. Ocurrió en Fernández Oro y el agente involucrado espera la formulación de cargos. Él dice que fue accidental.

La semana que viene se cumplirán tres meses de uno de los hechos de violencia policial más destacados de 2021 y que, tras la feria judicial, empezará a definirse en los tribunales de Cipolletti.

Se trata del salvaje itakazo que recibió un joven de esta ciudad durante un control de rutina y que le provocó una delicada lesión en el rostro. Justamente, en diciembre, las partes intervinientes en el proceso fueron informadas sobre los resultados de una pericia médica que servirá para determinar el delito que se le atribuirá al agente policial involucrado.

Te puede interesar...

El incidente ocurrió el 10 de octubre, en horas de la madrugada, cuando el cipoleño Fernando Sosa circulaba en un vehículo junto a un grupo de amigos. En un determinado momento, se vieron obligados a detener la marcha por un operativo preventivo que realizaban integrantes de la Comisaría 26 de la localidad de Fernández Oro y de forma sorpresiva, uno de los agentes apuntó con su escopeta antitumultos a Sosa, quien conducía el auto. Atemorizado, el joven buscó retirar el caño del arma de fuego de su rostro y, en esas circunstancias, se produjo el disparo.

La situación fue muy angustiante y el joven baleado tuvo que ser trasladado de inmediato al centro de salud orense; luego, por la delicada lesión, fue derivado al hospital Pedro Moguillansky. Mientras tanto, el resto de las personas que se encontraban en el auto fueron conducidas a la sede policial para recepcionarles sus declaraciones.

Muy indignados por el brutal ataque, los familiares de Sosa no dudaron en presentarse ante las oficinas del Ministerio Público Fiscal local y efectuar una denuncia, además de constituirse como querellantes.

En tanto, el uniformado designó un abogado defensor y espera la formulación de cargos en su contra, que se concretaría en febrero o marzo. Entre los agravantes, se considerará su condición de funcionario policial, indicaron fuentes allegadas a la causa.

Apenas se cumpla el trámite, la fiscalía y la querella podrán completar la investigación y el policía será juzgado.

El joven baleado tuvo que colocarse una prótesis para completar su recuperación.

Un disparo sin intención

El hecho de violencia policial que tuvo lugar en Fernández Oro causó una gran repercusión y una de las primeras medidas que se adoptaron desde la Justicia fue el secuestro de la potente escopeta antidisturbios utilizada por el uniformado. Según fuentes policiales, el agente se habría limitado a señalar que el disparo se le escapó y que no tuvo intenciones de herir al joven cipoleño.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario