En el vehículo también iban el esposo de la accidentada y dos pequeños hijos de 2 y 4 años que, por fortuna, no sufrieron lesiones, destacaron fuentes policiales.

El siniestro tuvo lugar pasadas las 14 y las causas están bajo investigación, aunque inicialmente se descartó la participación de otros vehículos. El conductor del auto, un Renault Sandero, habría mencionado que intentó esquivar unas piedras “disparadas” por otro rodado y que, por ese motivo, perdió el control, abandonó la cinta asfáltica y tras pisar la banquina terminó impactando contra unos árboles.

De acuerdo con las fuentes, el Renault circulaba en dirección a Cinco Saltos y tras el accidente quedó a un costado de la ruta. Más allá de esta circunstancia, la Policía caminera tuvo que montar un operativo especial para evitar otros siniestros y los automovilistas se vieron obligados a circular a baja velocidad.

Los niños no sufrieron heridas gracias a que llevaban puestos los cinturones de seguridad y sólo se hizo necesario el traslado urgente de la mujer ante una serie de traumatismos y cortes. Anoche, según lo informado desde la Caminera cipoleña, la víctima presentaba heridas de gravedad, como fracturas, y permanecía internada en el hospital de esta ciudad.

La fuerza del impacto quedó reflejada en gran parte de la estructura del auto, que resultó con el parabrisas aplastado y una rueda delantera desprendida, además del paragolpes delantero destrozado.

La Policía trabajó en el sitio del accidente hasta las 16, cuando se pudo retirar el vehículo siniestrado.

Como ocurre en los casos de lesiones graves, se le dio intervención al juzgado de turno y se abrió una causa penal.

Riesgos

Más vehículos y alta velocidad

La Ruta Nacional 151 se transformó este año en un escenario reiterado de accidentes de tránsito. El gran número de vehículos y la imprudencia de los automovilistas favorecen los choques y los autovuelcos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario