El clima en Cipolletti

icon
Temp
50% Hum

Una adolescente se animó a contar que fue abusada gracias a ver series

Develó lo que había sufrido tras ver contenido que abordaba la temática. Tiene 14 y pudo hablarlo con su mamá.

Por Ezequiel Maestu - policiales@lmneuquen.com.ar

Un nuevo caso de abuso sexual infantil sacude a la ciudad de Neuquén. Hace pocas semanas estalló el barrio Canal V, donde una madre y su pareja abusaban de dos niñas pequeñas. Ahora, gracias a varias charlas familiares que se desencadenaron tras ver distintas series que trataban la temática, una adolescente de 14 años pudo revelarle a su mamá que fue abusada cuando tenía 12 por uno de sus empleados.

Te puede interesar...

Sin trabajar por la cuarentena, Lorena (nombre ficticio para proteger la identidad de la víctima) y su hija tuvieron más tiempo para mirar varias series a través de la plataforma online Netflix, las que finalmente ayudaron a la adolescente para revelar lo que había pasado dos años atrás. “Mi pareja le dijo que si algún día le llegaba a pasar algo no tenga miedo de decirlo, de contarlo, que estábamos para defenderla y se ve que eso le transmitió seguridad”, contó la mujer en una entrevista con LM Neuquén.

Como el hombre denunciado aún no fue acusado, la identidad del mismo no se difundirá por cuestiones legales. Es por eso que desde el entorno de la víctima junto a la ayuda de la agrupación Madres que Rompen el Silencio lo bautizaron como “el aplicador”. El apodo surgió por su labor en la pinturería cipoleña, donde era empleado de Lorena hasta el 2018.

El hombre trabajó en ese local durante cuatro años, aunque Lorena ya lo conocía de antes, de una gráfica, donde esta persona cambiaba carteles.

Cuando trabajó en la pinturería, su labor consistía en atención al público; mientras, ella salía a ofrecer artículos a sus clientes. Es por ello que, en ocasiones, a la salida del colegio, su hija quedaba en el negocio. “Muchas veces tenía que ir a las obras a las 6 de la tarde y para no llevarla y dejarla en el auto la dejaba en el local”, contó.

Pero, claro, la mujer no esperaba que su empleado sea un abusador. “Jamás se me cruzó por la cabeza esa posibilidad. Para mí ella estaba segura ahí”, expresó la madre, y agregó: “Todo esto sucedía cuando yo me iba a ver a algún cliente”.

Ahora, de acuerdo a lo que su hija pudo contarle, se enteró que el hombre iba atrás de la niña cuando ella se dirigía a la cocina o con la excusa de acompañarla a comprar galletitas para la hora de la merienda y “le levantaba la remera, le tocaba la zona del pecho y le pasaba la mano por encima del pantalón”.

Todo esto fue denunciado la semana pasada por Lorena ante la Policía y la Fiscalía de Delitos Sexuales, que ya interviene en el caso y solicitó las primeras medidas en el marco de la causa. Entre ellas, el hombre fue notificado el jueves y se espera la realización de la Cámara Gesell.

La mujer confió que el hombre también aprovechaba las pocas veces que salía con ella en camioneta. “Él iba manejando, paró en un lugar descampado, se pasó para el asiento de atrás, se bajó los pantalones, le bajó los pantalones y la sentó encima de él”, aseguró.

Fueron precisamente estos hechos, ocurridos en la ciudad de Neuquén, los que investiga la Fiscalía de Delitos Sexuales, que ya interviene en el caso y solicitó las primeras medidas en el marco de la causa.

Los hechos ocurridos en la pinturería deberán ser denunciados oportunamente en la Justicia rionegrina.

Ganarse la confianza es parte del plan

"El chico este no mataba a las arañas porque decía que eran seres vivos, yo nunca me lo hubiera imaginado", aseguró la mujer, que ahora enfrenta un infierno en carne propia. "El fiscal me dijo que es parte del perfil del abusador de un perfil psicópata", expresó.

Tras la denuncia, el martes pasado, la adolescente fue sometida a las pericias médicas y psicológicas correspondientes y desde la familia solo priorizan cuidarla y generar un entorno que la ayude a sanar.

"Hay que esperar, el psicólogo me dijo que lo que me vaya contando lo retenga pero que trate de no preguntarle. De no mostrarle un ambiente hostil en mi casa para que ella no sienta que estuvo mal haber hablado", explicó Lorena.

Denuncia-abuso-sexual-2.jpg

Los vecinos no lo quieren en el barrio

"Lamentablemente la Justicia es muy lenta y para que esto se haga más rápido, las madres o las víctimas de abuso tenemos que apelar a la justicia social", aseguró Lorena.

Así, ayer a la mañana algunos vecinos de la meseta, donde vive el hombre denunciado, realizaron un escrache. La idea era poder hacer una convocatoria más masiva, pese a los tiempos de cuarentena, pero “el abusador se enteró que iba a haber una manifestación y dio aviso a la Policía. Los efectivos hablaron con el vocero del barrio y le dijeron que no haga nada porque iba a venir la metropolitana para llevarlos presos", aseguró Lorena.

A raíz de esa amenaza, el vecinalista del barrio alertó por Whatsapp a los vecinos, por lo que muy pocos se plegaron al escrache. “No estamos preparados para afrontar este tipo de crueldades como sociedad. Lo increíble es que la policía lo defienda", aseguró la mujer.

Además, por lo que pudo conocer LMN, el jueves pasado, al ser notificado, el hombre se rió a carcajadas como minimizando la situación y, a la fecha, aún no designo ningún abogado defensor.

"Siento que estoy en una pesadilla desde el martes pasado", día en el que la víctima reveló lo que había pasado, cuando ella estaba en cuarto grado de la Escuela Primaria. Fue por esa época que la niña decidió dejar de ir al local de su madre. "Mamá no quiero ir", le decía.

Hoy, desde el dolor, Lorena y su hija deciden hablar, para hacer justicia y “acompañar a otras niñas que están en una situación similar. Es necesario que puedan hablar, sanar y que sepan que no es su culpa lo que les pasó”.

LEÉ MÁS

Piden medidas concretas para cuidar a las mujeres

Ya les dieron la domiciliaria a 40 presos de Senillosa: entre ellos, agresores sexuales

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario