El clima en Cipolletti

icon
35° Temp
11% Hum
LMCipolletti Oscuridad

Un solo farol para iluminar las afueras de la escuela de Las Perlas

La comunidad perlense no cuenta con alumbrado público. Lo único de que dispone es de faroles aislados en las paradas de colectivos. Por las noches, todo el poblado es una boca de lobo, propicia para el delito.

Una burbuja de luz muy pequeña y acotada es lo único que permite por las noches el único farol callejero que hay frente al edificio escolar de Las Perlas que, en horario nocturno, alberga al colegio secundario 124 y, de día, a la escuela primaria 247. Los alrededores impactan por la oscuridad casi absoluta que se cierne avasallante después del atardecer, con lo cual es prácticamente imposible disponer de condiciones de seguridad mínimas.

Para los habitantes de la localidad, se vuelve muy difícil vivir tranquilos cuando no existe como tal un servicio de alumbrado público y lo único con que se cuenta son con farolas aisladas, como las que también hay dispersas por las paradas del colectivo interurbano que comunica con Neuquén.

Te puede interesar...

El resto del pueblo, en su enorme extensión, pues muchos de sus barrios están separados por distancias considerables unos de otros, se convierte en una boca de lobo apenas el sol se pone y empiezan a brillar las primeras estrellas con el escaso brillo que proporcionan y al que algo ayudan las jornadas de luna llena.

El vecino Roque Sardá manifestó lo inquietante que resulta para los perlenses vivir en medio de una oscuridad casi plena por las noches y cuestionó que todavía no se dispongan de un sistema de alumbrado público generalizado que ayude a la seguridad y la tranquilidad de los pobladores.

Para él, es un símbolo de lo que ocurre la realidad del solitario edificio escolar que hoy tiene la comunidad. Su único farol, como suele ocurrir con las luminarias de la vía pública, tiene un radio de iluminación de unos 25 metros a su alrededor. Esto le permite al establecimiento un cono luminoso en sus cercanías pero, a muy poca distancia, la oscuridad es casi total.

Al parecer, fue esta circunstancia la que aprovecharon quienes serían los responsables de la violación de la menor, ocurrida a fines de noviembre y que tanto ha conmovido a la comunidad, que ha llevado adelante reclamos y protestas por lo ocurrido y para que el Estado brinde urgentes soluciones a la inseguridad reinante.

Pero la oscuridad plena alrededor del colegio nocturno no sería la única falencia. Sardá también destacó la falta de un efectivo policial en los alrededores, por lo menos en forma constante. Enfatizó que la exigua dotación de la Subcomisaría 82, compuesta por cinco uniformados, no permite que haya policías de calle, caminando para llevar calma y certidumbre a los vecinos.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario