Un gitano robarruedas quedó escrachado por las cámaras de seguridad en el centro cipoleño

Sus movimientos quedaron registrados y la Policía logró individualizar a uno de ellos. Es un gitano neuquino muy conocido en el ambiente delictivo por cometer diversos hechos contra la propiedad.

Un video que comenzó a circular en las redes sociales pone en jaque a dos robarruedas neuquinos que aprovechan el paso cercano con Cipolletti para cometer robos bajo esa modalidad delictiva.

Policías de la Comisaría Cuarta y de la Brigada de Investigaciones de esta ciudad lograron reconocer a uno de ellos. Es un hombre, de 41 años, que forma parte de la comunidad gitana e integra la base de datos del sistema policial por su presunta participación en numerosos delitos contra la propiedad.

Te puede interesar...

El 9 de julio, los dos robarruedas se trasladaron hasta esta ciudad a bordo de un auto Volkswagen Gol Trend y sustrajeron la rueda de auxilio de una camioneta Toyota ubicada en O’Higgins y Lugones, como así también sus patentes, informaron fuentes policiales.

Amparados en la oscuridad de la noche, estacionaron el auto, en 45 grados, para tapar la visión hacia la parte trasera de la camioneta. Uno de ellos, quien iba como acompañante, se bajó y caminó hasta la esquina para oficiar de “campana”, mientras el conductor descendió para mirar la Toyota.

Tras comprobar que tenía una rueda de auxilio, sacó de su auto un “alicate” (elemento de corte), se tiró debajo de la camioneta y se apoderó de la rueda que luego metió al auto en el que habían llegado; y con el botín en su poder se dieron a la fuga.

Sin embargo, no se percataron de que habían sido filmados por una cámara que hay en la zona y registró todos sus movimientos. Cuando la Policía pudo hacerse de estas filmaciones y comenzó a analizarlas, constató que eran delincuentes neuquinos, uno de ellos muy conocido en el ambiente delictivo.

gitano robarrueda

Personal de Criminalística realizó los fotogramas para establecer las imágenes que individualizan a uno de ellos. El otro, el que quedó merodeando en la esquina, prácticamente no se ve, de modo que no pudo ser identificado. Pero el que realizó el trabajo y conducía, además, el auto utilizado para perpetrar el robo, sí fue reconocido.

Luego de una minuciosa investigación, la Policía cipoleña realizó ayer un allanamiento en Neuquén, en un domicilio del barrio Cumelén, donde supuestamente reside el robarruedas identificado. Pero al llegar al lugar, no lo encontraron. Estaba una hermana, su cuñado y su sobrino, quienes manifestaron que ya no vive con ellos.

“Dicen que lo echaron de la casa porque saben que anda en cosas malas”, comentó una fuente con acceso a la investigación, que no obstante no descarta que haya sido una tramoya para cubrirlo.

Como no lo pudieron encontrar en ese domicilio, es probable que se solicite una averiguación de paradero y, si no aparece, que la Justicia ordene en algún momento su captura.

Investigadores policiales destacaron la importancia de las cámaras de seguridad para esclarecer hechos delictivos en esta ciudad. Cada vez son más los vecinos y comerciantes que recurren a estos dispositivos, los cuales facilitan mucho el trabajo cuando hay que individualizar a los delincuentes; y son elementos de prueba que ya incorpora el nuevo código procesal.

El dispositivo que fue crucial para dar con el gitano robarruedas pertenece a un comercio cercano al lugar donde ocurrió el hecho.

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario