Un festival ruidoso, la polémica que se "aviva" cada año

El encuentro religioso causó malestar entre los vecinos por el volumen de los shows. Las críticas apuntaron contra la pasividad del Municipio.

Durante el fin de semana se realizó otra edición del festival de música cristiana Aviva y una vez más hubo cientos de quejas de vecinos contra el Municipio por el volumen de la música hasta la madrugada.

El evento se realiza en un predio muy cercano al hospital Pedro Moguillansky y rodeado por barrios como las 1200 Viviendas, el Antártida Argentina y las 112 Viviendas, y todos los años hay reclamos por el sonido. A más de 500 metros del predio, la sensación de los vecinos es que las bandas están tocando en el living de su casa a todo volumen. Las quejas se multiplicaron a partir del viernes en las redes sociales y tuvieron efecto el sábado, cuando los shows casi no se escucharon fuera del predio, por calle Esquiú, casi Naciones Unidas.

Sin embargo, el domingo la música invadió el ambiente. Los reclamos de los vecinos apuntan por igual contra los organizadores y el Municipio, que envió inspectores de tránsito, por lo que puede inferirse que los funcionarios locales consideraron que el festival no cometió infracciones. Algo llamativo, teniendo en cuenta que el Ejecutivo ha confirmado la realización de infracciones por “exceso en el nivel de sonoridad” a boliches del centro cuya música no se escucha a más de 20 metros.

2 Las noches conflictivas para los vecinos

El viernes el volumen fue muy alto, hubo quejas en redes sociales. El sábado casi no se escuchó la música. El domingo, el ruido volvió a molestar a los vecinos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario