El clima en Cipolletti

icon
Temp
84% Hum
LMCipolletti Facundo

Tres historias entrelazadas, unidas por Facundo Castillo

Hace algunos años, Tomás, "La Pochi" y Mauro no se conocían, pero Facundo los unió y ahora son grandes amigos. Ante su repentina e injusta partida, lo recordaron como una persona maravillosa con el don de unir a la gente.

Hace algunos años, Tomás, "La Pochi" y Mauro no se conocían, pero -gracias a una persona especial- sus historias se entrelazaron y hoy son grandes amigos. Esa persona es Facundo Castillo, el joven neuquino que murió tras ser embestido por una camioneta a la salida de una fiesta en Cipolletti. El martes lo despidieron en el velorio, pero aseguran que su recuerdo seguirá intacto en sus corazones no sólo por su bondad, sino porque brillaba con tanta luz y ayudaba con tanta pasión que logró tocar las vidas de cientos de personas.

En medio de la tristeza, los tres jóvenes decidieron contar cómo era, cuáles eran sus pasiones y qué aventuras compartieron a lo largo de los años. Es que recordarlo con felicidad es, actualmente, el mejor remedio que encontraron para intentar sanar, poco a poco, la herida que dejó su repentina e injusta partida. Hoy hablaron ellos, pero en realidad representan tan sólo una parte del gran grupo de amigos que se formó teniéndolo a él como común denominador.

Te puede interesar...

En diálogo con LM Cipolletti, cada uno contó sus propias experiencias junto a Facundo , pero todos coincidieron en que, si tuvieran que describirlo, sería destacando su brillo, libertad y amor por la vida. Era "magnético". Esa fue la palabra que usaron para referirse a su personalidad, porque atraía a todos con su carisma y humildad, porque tenía el don de unir a la gente y crear amistades con una simple conversación.

La historia de Mauro y Facundo

Se conocieron en la secundaria, comenzaron a pasar tiempo juntos y forjaron una amistad basada en el respeto y la confianza. Mauro lo recuerda con muchísimo cariño como una persona que brillaba como ninguna otra, siempre dedicado a dar una mano y con una gran pasión por la vida.

"Me acuerdo que me enojaba con él porque cuando cursábamos juntos, para llegar a algún lugar, tardábamos media hora. Es que saludaba a todo el mundo. Tenía esas cosas, unía a la gente, y la verdad es que no conozco a nadie que tenga esa capacidad. Para todos fue y es importante, por eso hubo mucha gente en el velorio, porque siempre fue amor", detalló el joven de 30 años a este medio.

Durante la conversación surgieron otros recuerdos, como jugar a la PlayStation hasta tarde cuando recién se conocían, salir juntos y viajar por el mundo. También habló de algunas de sus mudanzas, en las que Facundo lo ayudó sin dudarlo, con el objetivo de alivianar el proceso de cambio.

Facundo Castillo
Tres historias entrelazadas, unidas por Facundo Castillo

Tres historias entrelazadas, unidas por Facundo Castillo

¿Cómo se conoció con "La Pochi"?

A ella la apodó así, "La Pochi", y es el sobrenombre con el que hoy prefiere que la identifiquen. La primera vez que hablaron fue en una clase de inglés. Era nueva y le tocó sentarse al lado de Facundo, una hermosa coincidencia, ya que no pasó mucho tiempo hasta que se convirtieron en amigos.

"Yo soy muy tímida y él fue el primero en darme charla, en recibirme, y eso significó mucho para mi. Después, gracias a Facu, los conocí a Tomás y Mauro. Formamos un grupo muy grande de amigos porque él era como el pegamento que nos unía a todos", detalló.

También mencionó lo mucho que la hacía reír y su facilidad para levantarle el ánimo. "Cuando caminábamos por la calle siempre hacía como se golpeaba con algo. Yo me re asustaba y él se reía. Hacía ese tipo de cosas para alegrarnos. Cuando venía a mi casa se ofrecía para arreglar todo lo que pudiera. Mis papás lo aman", agregó.

La última vez que "La Pochi" lo vio fue hace seis meses, cuando la fue a despedir al aeropuerto, ya que se iba a estudiar a Buenos Aires. Hoy siente que quedaron muchísimos temas por charlar y que, si pudiera decirle algo, sería expresarle lo mucho que lo ama.

Facundo Castillo
Tres historias entrelazadas, unidas por Facundo Castillo

Tres historias entrelazadas, unidas por Facundo Castillo

Tomás y Facundo, de vecinos a mejores amigos

Ellos se conocieron hace 21 años aproximadamente. Eran vecinos desde pequeños y, si bien les costó un poco entablar las primeras conversaciones, cuando finalmente lo hicieron ese lazo nunca se rompió.

"Para mi es mi mejor amigo. Uno puede tener muchos amigos y quererlos un montón, pero por ahí no hacés tantas cosas juntos. Él era muy compañero en ese sentido. Coincido con Mauro en que tenía la capacidad de unir a la gente y creo que una buena palabra para describirlo es 'magnético', porque atraía a todos y era una gran persona", aseguró.

A su vez recordó que Facundo trabajaba en una empresa de construcción y que tenía muchas habilidades, las cuales solía implementar para colaborar en todo lo que necesitaran. Además, una de las anécdotas que comparte con Mauro es que a los dos los ayudó a sacar su licencia de conducir y les prestó su auto para que pudieran rendir el examen práctico.

No son sólo tres

Hoy hablaron Tomás, "La Pochi" y Mauro, pero ellos son una pequeña parte del gran grupo de amigos que se formó gracias a Facundo Castillo. Decidieron contar sus historias individuales, pero teniendo en mente y corazón lo que todos siempre recordarán de él: su luz y amor por la vida.

Facundo tenía 29 años, era hincha de Boca, amaba jugar al fútbol y pasar tiempo con sus amigos y familia. Le apasionaba comer, siendo el asado y las milanesas sus platos favoritos, y -lo más importante- siempre mantuvo en él la bondad que hoy al mundo tanto le hace falta.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario