Tortoriello quiere erradicar la previa a los boliches

Aseguró que el trabajo regional debe servir para acortar las salidas.

"Si reducimos el horario de los pubs y confiterías bailables, achicamos los tiempos de exposición y riesgo de los jóvenes al consumo del alcohol y las drogas". A esa conclusión llegó el intendente cipoleño Aníbal Tortoriello al sumarse al debate entre todos los intendentes de la región para unificar los controles.

En diálogo con LM Cipolletti, confesó que si fuera por él, cerraría boliches y pubs a las 3 de la mañana y establecería un horario de ingreso más temprano para reducir el tiempo de ingesta de alcohol y drogas, que arranca con una previa y luego continúa dentro del boliche hasta altas horas de la madrugada.

Te puede interesar...

Pero aclaró que más allá de lo que él piensa y quiere, el horario de ingreso y salida de los locales nocturnos será resultado del consenso al que intentarán llegar los intendentes de la región. "La opinión general es lo que cuenta, nosotros nos vamos a plegar a lo que diga la mayoría", aseguró el mandatario municipal.

Después de haber participado de la primera reunión convocada por su par neuquino, Horacio "Pechi" Quiroga, en la vecina ciudad, a Tortoriello le quedó muy claro que comparten la preocupación de limitar el horario de la actividad nocturna, hacer prevención y ejercer mayores controles a la venta y el consumo del alcohol, dentro y fuera de los boliches y pubs en la región.

Debate

"El horario es algo más que se plantea y el primer paso que daremos para hacer un trabajo integral", sostuvo Tortoriello, y agregó: "La idea es armar una mesa de trabajo donde podamos participar todos los intendentes de la región, las provincias de Neuquén y Río Negro, e inclusive, las fuerzas de seguridad".

Quiroga puso el tema en agenda al plantear que las localidades vecinas debían acordar el cierre de locales nocturnos a las tres de la mañana para pubs y a las cinco para confiterías bailables.
Esa fue la propuesta que el secretario de Gobierno y Coordinación de la vecina capital, Marcelo Bermúdez, llevó a la mesa, cuando Tortoriello y los intendentes de Senillosa, El Chañar y Rincón de los Sauces, representantes de Centenario, Plottier, Cinco Saltos, General Roca y Añelo, ministros de Gobierno y funcionarios provinciales de Río Negro y Neuquén, se dieron cita el lunes. El próximo encuentro será el lunes próximo en Cipolletti.

"Acá, lo importante es el consenso entre todos los municipios. Todos tenemos que optar por un único sistema para que sea efectivo, ya que si hay locales bailables que cierran a los ocho, y en otros lugares a las cinco, sabemos que los jóvenes se desplazan y que ese desplazamiento es sumamente peligroso y muchas veces termina en tragedia", advirtió el jefe comunal.
Aclaró que la idea es "restringir para ganar en seguridad y salvaguardar la vida de los jóvenes"; y enfatizó: "Los municipios tenemos que ocuparnos del tema".

En Cipolletti, los boliches cierran a las seis de la mañana, y desde las cinco no pueden vender más alcohol a jóvenes mayores de 18 años, aunque esto es muy difícil controlar.

Por eso, para el intendente, con acotar y regionalizar el horario de entrada y salida, se limita la ingesta del alcohol y también de sustancias prohibidas como los estupefacientes. "Aunque no haya información oficial, sabemos que la droga está presente en los ámbitos donde los jóvenes van a divertirse", concluyó.

En la reunión del lunes próximo, Cipolletti llevará una postura para debatir. Trascendió que intentará fijar el tope a las 6 de la mañana.

¡A las 3!: Tortoriello dijo que, por él, haría cerrar los boliches a esa hora. Pero descartó que ese sea el tope regional.

Al otro lado del puente ya hay quejas

Que cambiando el horario de cierre no modificará nada, que cuando los jóvenes llegan ya están drogado, que es una medida que los hará perder dinero. La mayoría de los dueños de los boliches bailables de Neuquén no están de acuerdo con la propuesta para que todos los locales de la región bajen el horario de cierre. En principio, se verían más afectados que los cipoleños que ya afrontan un horario tope a las 6.

La iniciativa, presentada como una propuesta durante la última reunión de intendentes y autoridades de Río Negro y Neuquén, busca unificar criterios para desalentar las salidas de los jóvenes hasta avanzado el día.

"Es cierto que hasta las 8 es demasiado, pero no solucionaría nada cerrar a las 5", reflexionó Sebastián Mase, propietario de Tiket y Las Palmas. El empresario aseguró que una medida similar se sancionó en Córdoba y que hasta que la gente se acostumbró, los boliches perdieron mucho dinero.
Controles

De igual manera se manifestó Silvia Milla, propietaria de El Mega. Consideró que es un tema mucho más complejo y dijo que el Municipio neuquino debería tener controles más estrictos porque se vende alcohol en la vía pública sin mayores problemas. También criticó que muchos pubs ponen música y funcionan como local bailable hasta cualquier hora. "Nosotros abrimos a las 2, pero a esa hora no viene nadie", dijo.

Carlos Fidas, dueño de Pirkas, dijo que en Neuquén se controla sólo a los boliches y no a los organizadores de fiestas privadas. "Lo más fácil es controlarnos a nosotros porque la Municipalidad no tiene capacidad operativa para hacer algo más amplio", se quejó.

Los propietarios de boliches fueron convocados para hoy a las 13 a una reunión con las autoridades municipales para comenzar a tratar el tema, aunque, por lo que dicen los empresarios, será difícil que acepten una medida como la que pretenden implementar a nivel regional.

El lunes podrían llevar su reclamo directamente al encuentro regional de intendentes y funcionarios provinciales que se realizará en Cipolletti.

Una tragedia reactivó un viejo plan de controles

Cinco muertos y varios heridos graves en una fiesta electrónica en Buenos Aires encendieron la alarma en todo el país. Cómo se divierten los jóvenes y qué rol juega el consumo de alcohol y drogas fueron los interrogantes que plantearon padres y especialistas. Y las autoridades regionales, ante la conmoción que causó la tragedia, quieren limitar la actividad.

En el primer encuentro, en Neuquén, intendentes de todo el Alto Valle y funcionarios de Río Negro y Neuquén intentaron unificar criterios sobre el horario de cierre. La primera propuesta fue impedir el funcionamiento de locales nocturnos a partir de las 6, obligando a los pubs a cerrar con anticipación. Esos horarios ya rigen en Cipolletti.

En una segunda etapa, se buscaría establecer una política uniforme de controles. "No es solamente con el límite horario lo que tenemos que llevar adelante", alertó el ministro de Gobierno neuquino, Mariano Gaido. Entre estos temas están el tope a la venta de alcohol, el ingreso de menores, las políticas de seguridad, el transporte y un código contravencional único.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario