Tortoriello pidió a Pehuenche una propuesta para el subsidio

El Municipio fijó para mañana una audiencia con el propietario de Pehuenche, Federico Trasarti. Al efecto, le solicitó al empresario que comparezca con una propuesta para el sostenimiento del sistema del transporte colectivo urbano, tras la caída de una parte considerable de los subsidios públicos.

Fue el propio intendente Aníbal Tortoriello quien el viernes se comunicó telefónicamente con Trasarti. El marco en que se desarrolló el contacto era de suma tensión y sigue siéndolo.

Te puede interesar...

El empresario hacía días que esperaba una llamada o una señal de parte de la comuna. Por eso, envió un mensaje de texto para saber qué iba a pasar con el servicio, ante la necesidad de contar con los fondos necesarios para funcionamiento. El jefe comunal respondió y, después de algunas palabras, se estableció el encuentro de mañana.

A esta altura, parece que el Municipio no tiene para nada clara la vía para garantizar la continuidad de la prestación. Hasta ahora, están asegurados fondos de Provincia, pero las autoridades comunales están en la incertidumbre en cuanto al modo de completar los montos que requiere Pehuenche para su actividad local.

Ayer, Trasarti indicó que Tortoriello le pidió que le presente su propuesta para evaluarla y determinar su viabilidad. Para el propietario no deja de ser llamativa la situación, viniendo de un poder político con responsabilidades, pero acudirá con lo que considera que debe obrarse. No quiso adelantar de qué versará su planteo, pero seguramente despejará muchas incógnitas.

Lo que estima el empresario es que el Municipio apunta, en el fondo, a que sea la empresa la que se haga cargo de la diferencia que queda sin cubrir por el subsidio de Provincia. Se trata de un monto mensual significativo, parte del cual ya empezó a pesar sobre las cuentas de la línea, que recientemente compró 18.000 litros de gasoil sin subsidio. Y si antes abonaba no más de $11 por litro, ahora lo hace a $32.

“La situación está complicada”, enfatizó Trasarti, para quien si su firma gastara en costear el servicio tendría que echar personal, reducir frecuencias y bajar el número de colectivos en funciones.

Por otro lado, si el Municipio no quiere subsidiar y no lo hace tampoco la empresa, el precio del pasaje podría irse a $40, lo que haría caer en picada el número de usuarios, poniendo en riesgo la continuidad de la prestación. “Parece que buscan también que sea Pehuenche la que suba el boleto a ese nivel. Pero eso debe hacerlo el Ejecutivo. De ellos es esa responsabilidad”, agregó.

$800.000 por mes faltan todavía para subsidiar el transporte local.

Son 9.600.000 pesos al año. En la comuna parece que no tienen intención, por el momento, de invertir esa suma para el funcionamiento de los colectivos urbanos. Para Federico Trasarti, la actual gestión debería hacerse cargo, más aún cuando el intendente Aníbal Tortoriello no se opuso en su momento a la eliminación del subsidio nacional. Son decisiones políticas, como la de buscar alternativas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario