El clima en Cipolletti

icon
13° Temp
80% Hum

Tortoriello, enfurecido por una protesta vecinal

Le desinflaron las gomas del auto y el jefe comunal estalló de bronca.

Una mañana violenta se vivió ayer en el edificio municipal cuando vecinos de Las Perlas increparon al intendente Aníbal Tortoriello y violentaron su vehiculo particular. Furioso, el jefe comunal dijo que nos los iba a recibir y realizó la denuncia en la Comisaría Cuarta contra los que atacaron su camioneta. El momento más tenso se vivió cuando el jefe comunal le tiró un manotazo a una mujer que se encontraba filmando con su teléfono celular un fuerte entredicho entre el mandatario y algunos manifestantes, dentro del Municipio.
Habitantes del barrio Costa Esperanza llegaron muy temprano a la Municipalidad para exigir al Ejecutivo la continuidad de los trabajos de regularización del servicio eléctrico en la zona de Las Perlas (ver aparte). Pasadas las 8 Tortoriello ingresó al edificio y dejó estacionada su camioneta en la vereda. Cuando se acercó para intentar dialogar y escuchar el reclamo, dos personas le desinflaron las ruedas del vehículo, lo que desató la furia del intendente, quien dijo que no iba a recibir más gente que llegara al municipio con bombos y cortando las calles.

Te puede interesar...

En el medio de gritos e insultos, Tortoriello reiteraba la frase "nunca más los voy atender" y se metió en el edificio. Momentos después, el jefe comunal disparó: "No tenemos la plata, eso ya se los dije, sin embargo insisten en algo que no se puede hacer. Vamos paso por paso, se lo he dicho, pero no dan pelota y faltan el respeto haciendo esto".
Una mujer del barrio trató de calmarlo pidiéndole hablar en buenos términos y evitar más hechos de violencia. Mientras la discusión era grabada por otra mujer con su teléfono celular, Tortoriello le pegó un manotazo y se retiró gritando "esto es un delito, esto es una extorsión".
Luego del fuerte cruce, los manifestantes inflaron las ruedas de la camioneta con un compresor y cuatro mujeres subieron al cuarto piso donde concretaron una cita formal para el próximo miércoles a las 13.
No más bombos
"Cuando quieran reunirse conmigo van a tener el diálogo abierto, sólo pido que sean educados, respetuosos y ordenados. Les pido que no vengan más ni cortando las calles ni haciendo ruidos que molestan a toda la ciudad porque no los voy atender bajo esas metodologías, y menos cometiendo actos de vandalismo", detalló.

Malestar por las quejas
Además del incidente con las gomas de la camioneta, en el Municipio molestó la protesta de los vecinos de Las Perlas. Según se manifestó, desde un principio se aclaró que la obra de electricidad no llegaría a todo el barrio por falta de fondos. "Es la primera vez en 20 años que se avanzó en una obra de esta magnitud para el barrio, y no es reconocido", cuestionó Tortoriello. Los vecinos quieren que se complete la instalación de la red eléctrica, pero el jefe comunal aclaró: "Hoy el Municipio no está en condiciones económicas de asistir la totalidad de la electrificación de Costa Esperanza", afirmó. Agregó que se están solicitando presupuestos y relevando materiales para poner a disposición de los trabajos.


Después de la bronca, batucada y pintadas en el piso del intendente
Tras el escándalo en el edificio municipal entre el intendente Aníbal Tortoriello y los vecinos de Las Perlas, la tensión continuó con la toma del cuarto piso, donde se encuentran las oficinas de la intendencia. Militantes del MTD exigieron el pago de salarios de trabajadoras de comedores comunitarios con una ruidosa manifestación que incluyó pintadas dentro del lugar. El pedido no fue atendido y los denunciaron penalmente por ocupación ilegal y disturbios.
Un centenar de manifestantes ocupó el cuarto piso del edificio con una ruidosa protesta que obligó a suspender las actividades en ese sector.
Las mujeres militantes del MTD, quienes realizan labores en comedores, exigen el pago de los salarios y el abastecimiento de mercadería para poder ofrecer la asistencia alimentaria a más de 100 familias.
Según explicó Mirtha Benavides, delegada de las trabajadoras, el reclamo está basado en el incumplimiento del compromiso del Ejecutivo de mantener y aumentar el salario de las cocineras de los barrios Costa Norte y Antártida Argentina. Entre ambos lugares trabajan más de 60 personas, entre cocineros, personal de mantenimiento y limpieza, quienes deberían haber cobrado con el aumento prometido un salario de 2500 pesos.
"Lo que hizo Tortoriello la vez anterior fue sólo una promesa, que no se cumplió, porque estamos sin salario y sin comida en nuestros comedores", explicó Benavides.
Durante la protesta, el intendente y los concejales trabajaron en sus oficinas cerradas con llave. Luego, Tortoriello expresó que no iba a dialogar con nadie más que se acercara en forma violenta. "Con la gente del MTD ya se dialogó y se acordó cuál iba a ser la nueva metodología de trabajo y jamás se les negó nada", afirmó.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario