Tomas: se demora la definición del valor de las tierras

La dirigencia y las familias de las cinco tomas cuyas tierras han sido expropiadas por ley de la Provincia (Barrio Obrero A y B, Nueva Esperanza y 2 y 10 de Febrero) aguardan con impaciencia que se les comunique el monto que tendrán que pagar por sus predios. Disponer de la información cuanto antes les ayudaría a prepararse para reunir los fondos necesarios.

En el Municipio conocen el valor fiscal hace alrededor de un mes y quedaron en conversar con los propietarios para concretar la adquisición al precio que finalmente se acuerde. Por ahora, se sabe que la oferta deberá incluir un 30 por ciento más por el tipo de operación y que la comuna agregará un porcentaje extra por las tramitaciones.

Te puede interesar...

No ha trascendido cuánto será lo que añadirá. A todo esto, los dueños pueden rechazar el ofrecimiento y reclamar lo que estimen pertinente a través de la Justicia.

Como el tiempo vuela y los vecinos de los asentamientos no quieren pasar un invierno más sin contar con servicios regularizados, existe gran inquietud ante la indefinición sobre la suma que se deberá cancelar. Los vecinos están convencidos de que la única forma de pago deberá ser en cuotas y en una cuenta que abra al efecto el Municipio. Pero quieren tener seguridades y todos los detalles en juego en lo inmediato para así poder avanzar rápido en las tareas de urbanización.

Ayer, la referente Lila Calderón manifestó que el intendente Aníbal Tortoriello quedó en informarles hace ya un tiempo sobre las conversaciones con los propietarios y del precio de las tierras, pero la comunicación se demora. Todo no hace más que acrecentar las expectativas entre los pobladores, que aspiran a tener una mejor calidad de vida pronto en 2019.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario