Tomaron un lote para construir un comedor solidario

Militantes del Frente Darío Santillán reclaman un lugar para trabajar. Hoy cocinan en cuatro casas.

Otro espacio común de las 1200 fue tomado por vecinos, pero esta vez no para instalar un garage o una pelopincho como en otras ocasiones. Militantes del Frente Popular Darío Santillán ocuparon uno de los espacios reservados para hacer espacios verdes y anunciaron que levantarán en el lugar un comedor comunitario.

Los militantes se instalaron con una carpa el viernes por la noche y ayer lo habían cercado precariamente para no ser desalojados. En la vereda, desde bien temprano, se apostó un grupo de policías con la orden de no dejar entrar materiales de construcción, algo que la Justicia dispone por protocolo ante cualquier denuncia por usurpación.

Te puede interesar...

“Hace tiempo venimos pidiendo un espacio físico para que funcione el comedor de las 1200. Acá trabajan varias compañeras que asisten a 30 familias por día con alimentos”, explicó Sabino López, uno de los máximos referentes de la organización social en Cipolletti.

Según manifestó López, las mujeres “realizaban las tareas en cuatro casas particulares del barrio. Desde agosto del 2016, cuando arrancamos, venimos reclamando por contar con un espacio propio y no tuvimos respuesta por lo que decidimos tomar este espacio para construir un salón”, expresó.

Los vecinos aseguraron ayer que tenían los materiales listos para empezar la construcción, aunque la presencia policial y la posibilidad de una negociación con autoridades del Municipio o la Provincia demoraron esa determinación.

El predio tomado se encuentra en la esquina de Aníbal Troilo y Cobián, al lado del centro de salud del barrio. Ese sector estaba destinado a un espacio recreativo pero se encontraba abandonado y se parecía mucho más a un baldío que a una plaza para los niños del barrio.

“Estamos esperando autoridades judiciales para dialogar. Somos unas 15 personas e improvisamos unas carpas para pasar la noche. Hablamos con los vecinos y nos dieron su apoyo para que funcione acá el comedor”, expresó López.

Ayer por la tarde no había determinaciones sobre un posible desalojo y los referentes del Frente Darío Santillán ratificaron que permanecerían en el lugar hasta obtener un espacio físico para centralizar el trabajo solidario con el que ayudan a las familias más necesitadas de las 1200.

Aseguran que tienen los materiales para arrancar la construcción. La Policía no dejó que los entraran.

Esperan más alimentos

La organización social había protestado el miércoles frente al Municipio, cortando la calle Yrigoyen, para que se incremente el aporte en alimentos que reciben los comedores barriales. La protesta se levantó tras varias horas de piquete y una olla popular ante la promesa de una reunión para mañana en la que el Municipio haría una propuesta.

Desde el Ejecutivo aseguraron que la inversión mensual en alimentos es millonaria y defendieron la política de acompañamiento a los comedores, pero el Frente Darío Santillán aseguró que la demanda va en aumento y por eso la comida que reciben no alcanza.

En la ciudad son asistidos 13 comedores comunitarios y diez centros de asistencia a los que los niños van a merendar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario