El clima en Cipolletti

icon
17° Temp
25% Hum
LMCipolletti coronavirus

Todos ayudan a la familia de Graciela, la mamá de Los Menucos que murió antes de dar a luz

El esposo quedó aislado con sus dos hijas ya que la mujer dio positivo para Covid19, igual que el bebé que se recupera en el hospital de Ingeniero Jacobacci.

Una conmovedora cruzada solidaria se organizó para la familia de Graciela Huenchumán, la mujer de Los Menucos que murió al dar a luz a un niño y que fue diagnosticada con Covid-19. Sus allegados creen que se trató de una mala praxis, más allá de la presencia del virus.

Decenas de personas de toda la región colaboraron con Gabriel Quinchao, el marido de Graciela, quien ahora se encuentra aislado en su domicilio junto a sus dos hijas, como medida preventiva. El bebé –que se llama Bastián- sigue internado en el hospital de Ingeniero Jacobacci, dado que también dio positivo de coronavirus.

Te puede interesar...

El caso conmovió a toda la línea sur de Río Negro y tuvo una fuerte repercusión en todo el país por el drama que encierra la historia.

Todo comenzó el domingo cuando Graciela, con poco más de 8 meses de embarazo, tuvo un pico de presión y en el hospital de Los Menucos la medicaron y la enviaron a su casa. En la mañana del día siguiente la mujer se descompensó y su marido volvió a llevarla al centro de salud, donde al constatar la gravedad del caso, fue derivada al hospital de Jacobacci, donde finalmente murió. Los médicos alcanzaron a salvar la vida del bebé. Luego le indicaron a la familia que Graciela era positiva para Covid19, aunque el certificado de defunción indica que la causa de la muerte fue una falla multiorgánica y cita el “Síndrome de Hellp”, una afección que suele darse en las embarazadas y que puede ser letal.

Quinchao, de 38 años, está convencido de que su esposa falleció porque no la atendieron adecuadamente en primera instancia. Por eso anunció que iniciará acciones legales.

Mientras tanto, el hombre debe enfrentar una dura realidad, ya que se encuentra desocupado y ahora con tres hijos que mantener: las dos nenas y el bebé recién nacido.

Graciela.jpg

No fue algo sencillo decirle a sus hijas de 6 y 12 años que su madre había muerto. “Tuve que contarles. Fue muy duro, pero no me quedaba otra”, reconoció a Lmneuquén con evidente tristeza. Dijo que ahora tiene que “seguir remándola”, pero que sin trabajo es casi imposible.

Quinchao había realizado tareas en espacios verdes para la Municipalidad de Los Menucos hasta que se desató la pandemia y prescindieron de sus servicios. A partir de ese momento, todo se hizo cuesta arriba. Necesitaba dinero para mantener a su familia, en un pueblo donde los inviernos son crudos y las posibilidades de empleo son pocas, mucho más para personas humildes como él.

Conocido el caso de Graciela, vecinos de Los Menucos y localidades de los alrededores se acercaron a la casa de Gabriel para donarle todo lo que podían: pañales, comida, ropa, mercadería. “Estoy muy agradecido porque vino gente de todos lados”, aseguró.

Ahora, mientras cumple el aislamiento obligatorio con sus nenas, espera que pasen pronto los 14 días para volver a salir de su domicilio y ver a Bastián, el bebé que se recupera en el hospital de Ingeniero Jacobacci y que quedó al cuidado de una hermana de Gabriel. Dice que los médicos le indicaron que si todo sigue bien, podrían darle el alta en unos 10 días, una buena noticia en medio de semejante drama. “Ojalá sea pronto; mis hijas lo quieren conocer”, aseguró.

Los interesados en ayudar a la familia de Gabriel Quinchao pueden comunicarse a través del teléfono 294710480

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

92.307692307692% Me interesa
0% Me gusta
7.6923076923077% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario