Tiempo de terminar las expropiaciones

Hay mucha expectativa por lo que resuelva ya el Municipio en relación con la proyectada regularización de cinco tomas de la zona norte.

Tanto el propietario Reinato Apablaza como los vecinos de los cinco asentamientos de la zona en proceso de expropiación están a la expectativa por las gestiones que están pendientes de ejecutar por el Municipio en el camino urbanizador que ha emprendido.

En el caso de Apablaza, dueño de las tierras donde se encuentra el Barrio Obrero B, recibió la semana pasada una llamada telefónica del abogado Mariano Radivoy, asesor legal de la Dirección de Desarrollo Territorial, a cargo de Roberto Bianchi y en la órbita de la Secretaría de Gobierno.

Te puede interesar...

La comunicación se produjo tras la publicación en este diario de expresiones del propietario en que cuestionaba la falta de diálogo por parte de la comuna. El letrado municipal quedó en convocarlo para una reunión pero hasta ayer esto no se había producido.

Apablaza dijo ayer que espera una “propuesta razonable” por parte del gobierno de Aníbal Tortoriello, ya que la oferta que le hizo llegar hace meses resultaba tan alejada de sus derechos e intereses que fue rechazada a poco de ser conocida.

Consideró, además, que en la comuna debe atenderse que la Justicia ha fallado, tras la ocupación, a favor de sus reclamos y tiene que tener en cuenta que el asentamiento ya tiene algo más de 10 años de existencia. Durante ese tiempo, dijo que los habitantes podrían haber ahorrado 2000 pesos por mes y podrían así haber pagado por sus lotes, el valor de cada uno de los cuales no debería bajar, según él, de unos 240.000 pesos. Cifra que le pareció por demás realista y accesible pensando que cualquier parcela en el mercado inmobiliario cuesta muchísimo más que eso por cotizarse en dólares.

En tanto, para referentes de las tomas los días que corren tienen que ser de definiciones por parte del Municipio. Están a la espera de un llamado de las autoridades para fijar una reunión, en la que se deberá poner, blanco sobre negro, lo que en verdad está pasando.

Desde el Ejecutivo local se hizo trascender la semana pasada que está casi acordada con los dueños la adquisición de las tierras de Nueva Esperanza y 2 y 10 de Febrero, y que solo restaría un entendimiento con Apablaza puesto que se descartaría una aproximación con Carlos Romero, uno de los propietarios del predio del Obrero A. Así las cosas, se espera que los días que corren traigan novedades definitivas de las expropiaciones.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario