Aún no hubo negociaciones por las tierras a expropiar

El propietario Reinato Apablaza, del Obrero B, criticó la falta de diálogo.

El Municipio no ha avanzado en negociaciones con los propietarios de las tierras a expropiar en la zona norte. Al menos no con todos. Y una de las consecuencias negativas de esta situación es que las extensiones se van volviendo cada vez más caras en pesos, por la devaluación de la moneda ante el dólar. Ayer, Reinato Apablaza, dueño del predio donde se haya el Barrio Obrero B, expresó que únicamente recibió de la comuna, hace unos cuatro meses, una oferta para adquirir sus tierras, pero luego no hubo posibilidad de conversar. Coincidió así con lo que sostuvo el lunes Carlos Romero, otro de los propietarios afectados, en su caso, por el Obrero A.

Son seis hectáreas las que conforman la propiedad de Apablaza. Fueron ocupadas en abril de 2009, poco después del surgimiento, no muy lejos, del Barrio Obrero A, cuyas tierras tienen otros dueños.

Te puede interesar...

La propuesta que le envió el Municipio ascendía a $6 millones, una suma que consideró en extremo exigua, muy distante de lo que él pretende. Según sus cálculos, su predio está valuado en un millón de dólares, lo que al cambio de ayer, de $57, equivale a 57 millones de pesos. La diferencia es sideral.

Apablaza está dispuesto a rebajar sus pretensiones a unos u$s 700.000, una cifra que corresponde, por la cotización de ayer, a $39.900.000. Pero, hasta ahora, no ha podido conversar con las autoridades municipales, a cargo del proceso de expropiación.

Decidido a recuperar su propiedad, ha mantenido una causa judicial. A la vez, se preocupó por pagar los impuestos aplicados a sus tierras. Sin embargo, hace unos dos años, y sin novedades sobre el destino del predio, se atrasó. En la actualidad, Rentas de la Provincia le está solicitando, y por conceptos que además estarían errados, el pago de una deuda de $130.000. Para él, las exigencias son un contrasentido si se tiene en cuenta que la toma lleva 10 años. Igual, como es tanto lo que se le debe como dueño, espera que prevalezca la lógica.

Sin conversar no se puede avanzar

Sin espacio para hablar

El propietario Reinato Apablaza afirmó que el Municipio no abrió un canal de comunicación para negociar. “No nos han convocado”, enfatizó. Por lo que sabe, otros dueños de tierras afectados estarían en similar situación.

La vía legal

De persistir la actitud de la comuna y si sus autoridades hacen el depósito judicial para pagar la expropiación sin conversar, habrá juicios a la comuna, a la Provincia e, incluso, a Nación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario