Tensión en la Isla Jordán: unas 30 familias tomaron un terreno fiscal

A pesar de la negativa de la Justicia, los ocupantes decidieron dormir en el lugar.

Unas 30 familias tomaron un terreno fiscal en la Isla Jordán reclamando lotes y la posibilidad de construir viviendas. La Policía llegó apenas se consumó la ocupación y por orden de la Justicia impidió el ingreso de carpas, materiales y alimentos, pero aún así las familias decidieron dormir en el predio. “No nos vamos a ir, si quieren dialogar lo haremos estando acá”, afirmaron.

Ayer al mediodía varias familias con niños en brazos se instalaron en un predio en cercanías a la Isla Jordán que sería propiedad del Estado. “Somos 27 familias, todos con hijos chicos. Yo estoy acá con mi beba de cuatro meses, y llegamos a esta instancia porque estamos hace meses pidiendo acceder a una vivienda o un terreno y no tenemos respuestas. También hay mujeres solas y hasta una chica en silla de ruedas. Yo soy albañil y con lo que cobro apenas me alcanza para comer. Tuve que mudarme a lo de mi suegra porque no llegó a pagar un alquiler”, expresó Camilo Díaz, de 20 años.

Te puede interesar...

Cuando se corrió la voz, la Justicia envió a la Policía y puso en marcha el protocolo para evitar que se consoliden usurpaciones. Entre las medidas que se adoptaron, la Policía bloqueó los acceso al predio y el ingreso de materiales y carpas. Según denunciaron las familias, tampoco pudieron ingresar alimentos.

El Fiscal Martín Pezzetta concurrió hasta el lugar a pedirles que se retiren e intenten solucionar el conflicto con las autoridades municipales. Y el Ejecutivo local se comprometió a darles una audiencia si desocupaban el predio.

Sin embargo, las familias decidieron quedarse. “No nos vamos a mover de acá, porque estamos decididos. Nos amenazaron con que si no nos íbamos van a desalojar”, contó el joven.

Anoche, la mayoría de los vecinos no tenía dónde dormir, pero habían desistido.

La toma denominada La Lucha se encuentra ubicada en el ingreso hacia el río Negro conocido como el acceso Mastrocola.

La segunda denuncia en una semana

La toma en la Isla se produjo pocos días después de que el Departamento Provincial de Aguas (DPA) denunciara el crecimiento del asentamiento contiguo a la toma Martín Fierro, en las tierras linderas a un canal de riego.

La preocupación del organismo tiene relación directa con una obra de riego, que ya empezó a realizarse y que podría verse obstaculizada por construcciones ilegales.

En ese caso, el DPA no reclamó el desalojo como primera medida, sino que el asentamiento informal no avance sobre las tierras en las que se hará la obra.

El asentamiento Martín Fierro ya está consolidado, por lo que la liberación de las tierras es improbable y el foco de las autoridades es evitar su crecimiento, ya que la zona es muy peligrosa, sobre todo en la temporada de riego de chacras.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario