Crece la demanda de alimentos en las tomas de la ciudad

Este año se abrieron nuevos comedores y las organizaciones sociales piden ayuda.

Desde el Frente Popular Darío Santillán (FPDS) alertaron sobre las crecientes dificultades que existen en los asentamientos y barrios populares, donde se observa un incremento de la desocupación y de otros problemas sociales, paralelo a una acotada intervención del Estado que agrava la situación.

La organización está presente en 12 barriadas de Cipolletti, donde mantiene comedores y merenderos para cientos de familias. Además, tiene actividades en 22 asentamientos pertenecientes a las localidades de Fernández Oro, Cinco Saltos, Allen, General Roca y Neuquén capital.

Te puede interesar...

A fines de febrero, militantes del FPDS y del MTD protagonizaron una movilización al Municipio en demanda de un aumento de los aportes alimentarios para los comedores y merenderos. En particular, el reclamo se formuló para los barrios Puente 83 Norte, Puente de Madera y María Elvira, donde hay nuevos centros que proveen comida a la población.

“No hay demasiada ayuda del Estado y la situación está llegando al límite. Cada vez más gente se queda sin trabajo. No es casualidad que se abran tantos comedores”, dijo Sabino López, dirigente del Frente Popular Darío Santillán de Cipolletti.

Ayer, el dirigente del FPDS, Sabino López, manifestó que hay grandes expectativas en cuanto a llegar a un acuerdo esta semana con las autoridades de la comuna para el suministro de las provisiones solicitadas.

De esta forma, se desactivaría un posible conflicto y se llevaría a la calma a las organizaciones sociales, al menos por el momento.

12 barrios reciben ayuda alimentaria vía el FPDS.

En los últimos años ha crecido la demanda de comedores y merenderos en tomas y barrios cipoleños. La organización asiste también a asentamientos en otros 5 ciudades del Alto Valle.

López dejó en claro que en la actualidad se asiste a un marcado deterioro de las condiciones sociales y económicas de los sectores más postergados de la población. “Los vecinos se quedan sin trabajo y no tienen oportunidad de encontrar otra fuente laboral. Antes existía la alternativa de encontrar en la construcción, pero hoy no hay grandes obras. Tampoco hay posibilidades en la fruticultura, que está en crisis”, enfatizó.

Otro gran inconveniente es la falta de changas en diferentes rubros que en el pasado eran una salida para muchos pobladores. Y tampoco se puede aspirar por un puesto laboral en el comercio, que está muy decaído en la ciudad.

El referente afirmó que ni el Estado municipal, ni el provincial ni el nacional están cumpliendo el papel que debieran y la ayuda alimentaria, la única que se viene otorgando, se vuelve cada vez más escasa, debido a que todos los días aumenta la cantidad de familias que se atiende en los comedores y merenderos, y porque pobladores de más asentamientos piden que se los asista con comida.

LEÉ MÁS

Mirá cómo estará el tiempo en el Alto Valle

El femicida de Valeria Coppa ya fue trasladado al penal de Ezeiza

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario