El temporal complicó las calles cipoleñas, pero ningún sector sufrió daños tan graves como el pequeño tramo de la rotonda en el acceso al tercer puente, donde el pavimento se hundió varios centímetros. Las quejas de los automovilistas no se hicieron esperar porque el desnivel no era muy visible pero sí peligroso, ya que podía complicar a los conductores que lo pasaran a gran velocidad.

Te puede interesar...

El acceso a la rotonda de Ruta 151 había sido socavado con las lluvias de julio y era muy peligroso.

Ayer finalmente se realizó un bacheo para nivelar la calzada a metros de la rotonda de la Ruta 151, sobre el camino que llega desde el puente sobre el río Neuquén.

Los trabajadores de la empresa adjudicada para conectar el viaducto con la ruta colocaron material y lo compactaron sobre la capa dañada del pavimento original, que tiene apenas nueve meses.

Con ese trabajo se puede pasar normalmente, aunque hay dudas sobre cuánto tiempo durará el arreglo. Por el lugar pasa una gran cantidad de camiones de cargas, cuyo peso se hace sentir en el camino. Mucho más en un sector donde la ruta fue socavada por la lluvia.

En el lugar no se removió el asfalto ni se fortaleció la base, por lo que las ondulaciones podrían reaparecer, como ocurrió en la Circunvalación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario