Susto: un nene quedó con la cabeza atrapada en la reja

El hecho tuvo lugar ayer al mediodía. Los docentes lograron destrabarlo con aceite sin ocasionarle daño alguno.

Un verdadero susto se vivió ayer en la escuela primaria 229 de Centenario cuando fueron alertados que un nene de cuatro años que pasaba por la vereda había quedado con la cabeza atascada entre el paredón y la reja.

Se trata de un hueco, que quedó entre el paredón y la reja del portón de ingreso al establecimiento, en el que el niño metió la cabeza y luego no la podía retirar.

Te puede interesar...

La directora de la escuela 229, Patricia Carvajal, relató que Lautaro permaneció unos minutos en el frente de la escuela junto a su mamá y que en un descuido se subió a un banco e introdujo la cabeza. “Ni bien me avisó la auxiliar Natalia Bravo fui a ayudarla y me encontré con una mamá angustiada y un nene muy chiquito que lloraba. Le pusimos una silla para que estuviera más cómodo, le aplicamos aceite al caño y pudimos sacarlo”, contó Carvajal.

Dijo que el plantel aplicó las técnicas que aprendieron en las capacitaciones con Bomberos Voluntarios de Centenario.

Una vez rescatado, lo llevaron a la Secretaría para tranquilizarlo tanto a él como a la mamá. “La mamá nos repetía que jamás se hubiera imaginado que fuera a pasarle algo semejante. Por suerte, Lauti estaba bien. Luego vinieron los bomberos y una vez que vieron que se encontraba bien, lo subieron a la autobomba”, agregó la directora.

E indicó que desde Distrito escolar le aseguraron que en el transcurso de esta jornada iban a reparar la hilera de ladrillos para evitar que suceda una situación similar.

Carvajal dijo que se actuó rápidamente gracias a la colaboración de la secretaría, de la auxiliar y de las mamás y papás que estaban en los portones de la escuela a la espera de retirar a sus hijos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario