Sin acuerdo por el Obrero A: se definirá en un juicio

El dueño de las tierras pidió 5 veces más de lo que le ofreció la Muni.

Una de cal y otra de arena para el Ejecutivo. En el marco de las negociaciones que sigue el Municipio sobre cinco asentamientos informales a expropiar, cerró un acuerdo con los propietarios de las tierras tomadas en Nueva Esperanza, pero se frustró la última posibilidad de negociar con los titulares del Obrero A, de modo que, por este conflicto, el Municipio hará un depósito judicial y seguramente vaya a juicio.

Al respecto, el asesor legal de la comuna, Mariano Radivoy, sostuvo: "El Municipio hizo su mayor esfuerzo, mejoró la propuesta, pero no aceptaron. El ofrecimiento les pareció insuficiente. La negociación fracasó y no hay marcha atrás. Por esto, seguramente se va a juicio".

Te puede interesar...

En diálogo con LM Cipolletti, dijo que Carlos Romero -apoderado- y la familia propietaria de las tierras del Obrero A pedían cinco veces más de lo que el Ejecutivo iba a pagar si cerraban un acuerdo. "Pedían un monto excesivo que el Municipio no puede pagar porque se negocia sobre el valor fiscal de la chacra más un 30 por ciento. Ese es el límite que tenemos, y que no podemos pasar porque incurriríamos en una ilegalidad", sostuvo el letrado.

Reconoció que Romero es apoderado de esas tierras y que, además, le compró una parte a otro titular. "Su título es imperfecto, pero tiene documentación a su favor que respalda la compra", contó Radivoy, por lo que participó de la frustrada mesa de negociación por las tierras del Obrero.

Como contrapartida, desde el Ejecutivo anunciaron la buena noticia de haber llegado a un acuerdo con los titulares del barrio Nueva Esperanza. Ya firmaron y volverán a rubricar su compromiso ante un escribano en los próximos días.

Diálogo: El Municipio mantiene negociaciones abiertas con dueños de tierras de varias tomas.

"El precio está cerrado. Esto no se resuelve con un depósito judicial. Se firma un acta de advenimiento y se trasfiere la propiedad", especificó Radivoy.

Comentó que algo parecido puede suceder con la otra parte del Barrio Obrero, el B, que es propiedad de la familia Apablaza. "Hay posibilidad de un acuerdo, estamos viendo la forma de pago, si aceptan que el Municipio les entregue algunos lotes más dinero o si solo aceptan dinero", indicó el representante legal de la Municipalidad de Cipolletti.

En tanto, sobre las tomas 2 y 10 de Febrero, Radivoy aseguró que reflotaron la negociación, mientras que por las parcelas usurpadas y que iban a ser destinadas para reserva fiscal y espacios verdes, en cercanías al barrio Anai Mapu, comentó que por ahora no van a hacer nada, ya que si avanzaran con una expropiación en ese sector, estarían avalando el delito, y eso no sucederá.

Oportunamente, la Fiscalía les formulará cargos y el Municipio se va a presentar como querellante para pedir el desalojo.

Una de cal y una de arena

Se pinchó

La negociación con el apoderado de las tierras del Barrio Obrero A no llegaron a buen puerto. El Municipio hizo una oferta, pero le pidieron cinco veces más.

Compromiso asumido

El Municipio cerró un acuerdo con los propietarios de las tierras donde se encuentra la toma Nueva Esperanza. Firmaron un acuerdo, que rubricarán ante un escribano en los próximos días.

LEÉ MÁS

El STJ anuló el fallo a favor de los ahorristas

El Deliberante aprobó la ordenanza para recategorizar a 267 trabajadores municipales

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario