Se robaron fuegos artificiales valuados en 150 mil pesos para Año Nuevo

Dos comercios céntricos fueron robados el fin de año. Algunos están pensando en cerrar si no se soluciona la problemática.

El 2016 terminó con varios comercios robados en el casco céntrico. Pese a que los comerciantes realizaron las denuncias correspondientes, e incluso entregaron filmaciones, algunos están pensando seriamente en bajar las persianas definitivamente.

Dos comerciantes llegaron el lunes pasado y encontraron que los ladrones habían ingresado y sustraído sus pertenencias. Uno de ellos fue la reconocida librería La Varita 2, ubicada sobre calle Sarmiento. Según comento su dueña, el 31 en la madrugada barretearon la puerta y se llevaron las denominadas “tortas” de fuegos artificiales, valuadas en 150 mil pesos. También se llevaron mochilas y algunos artículos de librería, pero el objetivo fueron los fuegos.

“En 2016 robaron dos veces en el cotillón que tenemos en la esquina (Sarmiento y 9 de Julio), y ahora nos tocó a nosotros. Llegamos y teníamos la puerta rota. Se ve que querían festejar”, dijo la propietaria.

Otro de los locales robados fue un local de manufacturas a pocos metros de la Comisaría Cuarta, aunque esto no intimidó a los ladrones que ingresaron a cara descubierta y quedaron captados por la cámaras de seguridad.

“Quedó todo grabado. Entraron el 31 a las 4 de la madrugada a cara descubierta y se robaron 500 pesos de cambio que había en la caja registradora. Había comida por todos lados, pero no la tocaron.”, expresó la dueña indignada. Agregó que es la segunda vez que le roban desde que se instalaron en abril, y tienen todo el local con censores de movimiento y sistema de alarma. “No puedo soportar más robos. Todo lo que tenía lo invertí acá, y un robo, por más que sea pequeño, hace dudar mi continuidad como comerciante”, relató la mujer que pidió no identificar su negocio por miedo a represalias.

El presidente de la Cámara de Comercio de Cipolletti, José Luis Bunter, indicó a LM Cipolletti que la policía hace lo que puede, pero lo que se necesita es una respuesta desde la Justicia, porque no son imputados por los hechos.

“Los comerciantes y la policía saben quiénes son los ladrones. Están todos identificados, pero no se puede hacer nada. La justicia debe actuar y no lo hace. Son los propios comerciantes que con cadenas de Whats App se pasan las caras de los ladrones para advertir, e incluso se avisan cuando los ven merodeando la zona”, expresó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario