Se diluye acusación contra los Montecino por asociación ilícita

Habían sido detenidos por estafas con autos. Hubo acuerdo con varias víctimas.

Más allá de que la fiscalía cipoleña se aferra a las denuncias y elementos probatorios que ya tiene la causa, los acusados de liderar una banda que realizaba estafas con autos robados y defectuosos se encuentran muy cerca de un sobreseimiento o la posibilidad de acceder a un juicio abreviado donde se comprometan a reparar el daño ocasionado a las víctimas. Mientras tanto, se dispuso que Pablo Montecino y Pedro Hernández continúen con un régimen de prisión domiciliaria, explicaron fuentes allegadas a la investigación.

La audiencia para analizar la situación de los imputados se desarrolló durante la semana que pasó, debido a que finalizaba el plazo de tres meses fijado por el juez Marcelo Gómez. En el caso del Ministerio Público Fiscal, dio un detalle de la marcha de las pesquisas y la necesidad de que se prorroguen las medidas restrictivas de libertad contra Montecino y Hernández. Fue en este marco que solicitó otros tres meses de prisión domiciliaria, monitoreada con tobilleras electrónicas.

Te puede interesar...

La defensa particular no puso obstáculos a la solicitud de la fiscalía y destacó que las novias de los cipoleños iban a ser sus tutoras, indicaron las fuentes. De esta forma, las mujeres se encargarán de que ambos cumplan con las obligaciones impuestas por la Justicia de Cipolletti.

En tanto, trascendió que los acusados ofrecieron distintas reparaciones a las víctimas y que, al menos en siete casos, habría un acuerdo. A pesar de que las denuncias en las oficinas de la fiscalía superaron la decena, se especula que este acercamiento mejorará de manera notable la situación de los Montecino y que será muy difícil sostener la acusación original por el grave delito de asociación ilícita.

Mientras que la audiencia de formulación de cargos se hizo por un hecho delictivo de gravedad, el control de acusación que se llevará a cabo en tres meses posiblemente muestre un panorama mucho más aliviado para el conjunto de los acusados.

El procedimiento que abrió la causa en contra de los Montecino se desarrolló el 6 de diciembre del año pasado, con ocho allanamientos simultáneos en autoparques y domicilios particulares. “Tenemos una gran investigación en donde contamos con treinta días de intervenciones telefónicas, grabaciones en video y fotografías que posiciona a los imputados en el lugar de los hechos”, destacó en su momento el fiscal Guillermo Merlo.

A pesar de la detención de los sospechosos, hubo una serie de presentaciones de la defensa y en el caso de Hernández recuperó la libertad debido a que sufre una lumbalgia crónica y Montecino, quien también accedió al beneficio de la prisión domiciliaria tras permanecer preso algunas semanas en el Establecimiento de Ejecución Penal 5 de Cipolletti.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario