El clima en Cipolletti

icon
12° Temp
78% Hum
LMCipolletti Salud

Salud y una "crisis terminal": prestadores privados exigen medidas urgentes a Nación

Siete de cada 10 pacientes son atendidos por el sector privado. Hay preocupación por la pandemia de COVID-19 y la "segunda ola" que se avecina.

Las instituciones de Salud privada elevaron un duro documento detallando la crítica situación que atraviesan clínicas y sanatorios, a lo largo y ancho del país, ante las máximas autoridades del país. Sostuvieron que enfrentan “una crisis terminal” y demandaron medidas urgentes ante el ahogo financiero que sigue jaqueando al sector.

Remarcaron que 7 de cada 10 pacientes son atendidos por el sector privado y mostraron angustia y preocupación por la pandemia de COVID-19 y la “segunda ola” que se avecina.

Te puede interesar...

“Debemos remarcar y resaltar que el sector privado de salud en su conjunto presta servicios al 70% de la población. La pandemia, no es la única responsable del deterioro del sistema de salud, es un detonante más que acentúa la caída. Hoy nos encontramos prestando un servicio con un retraso arancelario del 115% con relación al IPC, nuestros aranceles no se actualizaron, los financiadores no trasladaron el aumento recibido, nos encontramos absorbiendo en soledad los aumentos de todos los insumos, incluidos los medicamentos”, se precisó desde una clínica privada de Roca.

Sumaron a este crítico panorama, una drástica caída prestacional, tanto en internación como en servicios ambulatorios cercano al 40% de la actividad.

“Tuvimos que hacer frente a los últimos acuerdos paritarios y bonos extraordinarios con aranceles sin actualizar desde el año 2019, hoy el sector privado de la salud se encuentra absorbiendo el funcionamiento del sistema con los mismos recursos desde hace 2 años, el desfinanciamiento ya supera el 55%”, destacaron.

- Se teme la segunda ola del coronavirus, ¿cómo van a hacer frente las instituciones a un nuevo embate de la enfermedad?

Por supuesto que vamos a seguir prestando los servicios de salud, pero no depende sólo de buena voluntad, hoy no podemos hacer frente a nuevos acuerdos paritarios y tampoco podemos obligar a los empleados del sistema a trabajar sin acuerdos. Hemos aprendido a trabajar en pandemia, tenemos protocolos más eficientes – que también aumentaron los costos de funcionamiento -, pero nuestra gente está cansada, ha sufrido mucha carga operativa y nos encontramos con baja disponibilidad médica para rotar en los principales lugares de atención”, indicaron los prestadores consultados.

Por eso se requirió una urgente convocatoria a todos los representantes de los financiadores del sistema argentino de salud, “necesitamos que nos actualicen los valores de las prestaciones. También que nos aseguren la continuidad de las medidas de alivio al sector hasta que se logre la actualización de los valores de las prestaciones por parte de los financiadores del sistema”.

Esta crisis no es reciente, indicaron referentes del sector regional consultados. “No culpemos sólo a la pandemia, está en debate la supervivencia del sistema privado de salud, se cerraron Clínicas Privadas previas a la pandemia, recordemos el cierre de la Clínica de Allen y con fecha más reciente el cierre del Sanatorio Del Sol en Bariloche”.

El documento elaborado por la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS) se dirigió al Ministerio de Trabajo de la Nación y se lo presentó además a la Jefatura de Gabinete, al Ministerio de Salud, la Superintendencia de Salud, Economía y AFIP.

La situación del sector reconoce las siguientes instancias, detallaron:

* Prepandemia: El sector se encuentra inmerso en emergencia sanitaria desde el año 2002; viene padeciendo retrasos arancelarios desde los últimos 4 años. “El retraso acumulado en los últimos 4 años proyectados hasta marzo2021 se calcula en 115 puntos porcentuales respecto del IPC y en 120 puntos porcentuales respecto del Índice de Costos en Salud”.

En marzo de 2020, previo al inicio de la pandemia, y a pesar del retraso arancelario, “nuestras representadas firmaron un acuerdo de revisión paritario que impactó en un 20,82% de incremento salarial”.

* Durante la Pandemia: En el mes de marzo de 2020 comenzó la Pandemia y el ASPO. “Dicha situación, lejos de generar mayores ingresos para las Instituciones Médicas, profundizó el estado de emergencia como consecuencia del aumento inusitado de costos (operacionales, salariales y los ocasionados por la caída en la demanda de atención médica).

“Habiendo asumido el compromiso de incrementar los salarios de sus trabajadores y con la expectativa de la implementación de medidas de alivio, así como de un incremento de aranceles, una vez más las Instituciones de Salud debieron padecer la falta de reconocimiento total o parcial de incremento por parte del sector financiador del sistema de salud (Obras sociales en su conjunto, Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados – INNSJP y Entidades de Medicina Prepaga)”, apuntaron.

Expusieron, en este sentido, que el Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) no llegó a todos los sectores por igual y además, “el 31 de diciembre de 2020 finalizó la vigencia de muchas de aquellas medidas dispuestas para otorgar un alivio al sector”.

Medidas urgentes

A través del extenso documento elaborado, se demandó a las autoridades nacionales la adopción de medidas urgentes para salvaguardar la prestación médica privada, “así como para viabilizar el cumplimiento de los acuerdos salariales pactados y permitir la negociación de la revisión salarial a partir de la finalización de marzo de 2021”.

Entre ellas, que se ajusten los alcances de la emergencia sanitaria; que se tome cartas en el asunto en relación a un monitoreo de precios de insumos y medicación nacional e importada y se adopten medidas que eviten la “asfixia” impositiva. También se expuso la necesidad de que en forma inmediata se cumpla con la vacunación del plantel completo de todo el sector privado de la salud, en todas las jurisdicciones nacionales, provinciales y municipales.

Advirtieron que de no existir solución a las mínimas necesidades planteadas:

  • Serán de imposible cumplimiento los acuerdos paritarios firmados.
  • Será imposible afrontar nuevos acuerdos salariales, incluyendo la revisión estipulada para marzo 2021.
  • Se pondrán en riesgo las fuentes de trabajo, en un sector que siempre se caracterizó por fomentar el empleo registrado.
  • Un gran número de Instituciones médicas, que atienden a 7 de cada 10 argentinos, se verán forzadas a cerrar sus puertas de manera definitiva.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

63.636363636364% Me interesa
9.0909090909091% Me gusta
9.0909090909091% Me da igual
0% Me aburre
18.181818181818% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario