El clima en Cipolletti

icon
21° Temp
65% Hum
LMCipolletti robo

Robó en comercio céntrico y pidió que le llamaran un taxi

Es un hombre con problemas psiquiátricos y antecedentes delictivos. Testigos vieron la maniobra y la policía lo atrapó con el botín. Fue un mes preso.

Un hombre con problemas psiquiátricos que entró a robar a un comercio del centro cipoleño fue condenado a un mes de prisión de cumplimiento efectivo por sus antecedentes delictivos.

El hecho ocurrió minutos antes de las 4 de la madrugada en la mueblería ubicada en España y 9 de Julio, donde Oscar González previo a romper el cristal de la puerta principal entró y se apoderó de un televisor de 40 pulgadas, una pantalla de computadora y un muestrario de telas.

Te puede interesar...

Con el botín en sus manos escapó en dirección a la calle Fernández Oro, donde le pidió a un playero de la estación de servicios que funciona en el lugar que llamara un taxi.

Sin embargo el trabajador, que había escuchado el estallido del vidrio y observó la maniobra, no accedió al pedido, por lo que el ladrón siguió caminando.

Para esto la policía ya había recibido el alerta, por lo que una patrulla que concurrió al llamado apresó a González con lo que había robado a pocos metros del lugar con todo en su poder.

La fiscal Adjunta Alejandra Altamira lo imputó por robo y consensuó con la defensora Adjunta Andrea Villanueva cerrar la causa en un juicio abreviado, que requirió la confesión del acusado como autor del atraco.

El acuerdo estableció la pena de un mes de prisión en suspenso debido a los antecedentes penales que posee el hombre.

De acuerdo a lo que menciona el fallo dictado días atrás, cumplió un castigo por robo con arma unificado con otro de similares características, pero no le pudieron comprobar si el arma era apta para el disparo. De todos modos lo sentenciaron a 29 meses de cárcel efectiva, que se agotó en noviembre de 2010.

La jueza María Florencia Caruso Martín avaló el acuerdo y emitió el fallo en los términos que las partes habían pactado.

Sostuvo que, si bien González se hizo cargo del robo, había abundante material probatorio para llegar al veredicto de culpabilidad. Destacó el testimonio del playero que pudo ver la violenta irrupción del intruso en el local y cuando se retiraba con los elementos.

Pero además el mismo empleado mantuvo un diálogo con el hasta ese momento desconocido, cuando le solicitó que llamara a un taxi. También contaban con las imágenes de una cámara de seguridad con la secuencia del incidente delictivo, donde pudieron reconocer al sospechosos.

Medicación psiquiátrica

La defensa adhirió en cuanto a la pena efectiva, pero solicitó que, por lo acotado del castigo, lo cumpliera de ser posible en la Comisaría 4ta. Ello porque González toma medicación psiquiátrica (Diozepan, levamepromagina y rispidona), por problemas que vienen de larga data.

Incluso su representante se comprometió a proveerle de los medicamentos que consume diariamente.

La magistrada accedió al requerimiento, por lo que en el fallo sostuvo que se debía presentar en la Oficina Judicial a fin de ser trasladado a la comisaría designada.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario