El clima en Cipolletti

icon
13° Temp
37% Hum
LMCipolletti Río Negro

Río Negro le sacó amplia ventaja a Neuquén como empleador

Tiene 24 empleados públicos cada diez del sector privado, más del triple de los que ostenta esta provincia.

Al analizar la relación entre la cantidad de empleados públicos y la de trabajadores registrados en el sector privado, Neuquén aparece en la parte baja del grupo de provincias que se ubica en la mitad de la tabla de las 24 jurisdicciones nacionales, que es encabezada por Río Negro. La provincia vecina tiene 24 trabajadores públicos cada 10 del sector privado, mientras que en la otra punta de la tabla aparecen la Ciudad de Buenos Aires y Santa Fe con cuatro empleados estatales cada diez privados. La brecha es abismal.

En Neuquén, el Estado sostiene siete puestos laborales cada diez del sector privado. Nueve provincias tienen menos estatales con relación a los empleados de las empresas que Neuquén. Entonces, 14 jurisdicciones tienen más empleados públicos en relación con los privados.

Te puede interesar...

El Instituto de Estudios Económicos sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL), de la Fundación Mediterránea, recopiló datos de las provincias de fuentes oficiales para analizar las causas del resultado del proceso electoral finalizado el 14 de noviembre. Entre ellos, expuso la relación entre empleo público y privado en las provincias, basado en los datos que surgen de la Encuesta Permanente de Hogares, del Indec.

En principio, si se analizan la situación laboral y los resultados electorales de los oficialismos provinciales en Neuquén y Río Negro, no parece haber relación entre esas variables. En las dos provincias ganó el oficialismo encarnado por un partido provincial, el MPN, del gobernador Omar Gutiérrez, en Neuquén, y Juntos Somos Río Negro, de la gobernadora Arabela Carreras.

Los dos partidos provinciales ganaron con relativa comodidad en el rodeo propio, Juntos con más porcentaje que el MPN (37,3% contra 29,4%), a pesar de las diferencias notorias en el peso del Estado para sostener la tasa de ocupación entre Neuquén y Río Negro.

Esa similitud no se parece a la disparidad con la que golpeó la pandemia a la masa de trabajadores privados en las dos provincias. Mientras en Río Negro la caída de puestos fue del 1%, en Neuquén llegó al 7%, la mayor del país si se compara fines de 2019 con el presente.

Neuquén llegó con 12,4 por ciento de su población con necesidades básicas insatisfechas, 0,7 puntos porcentuales por encima de Río Negro.

Cómo se llevan con la Nación, en detalle

Con poblaciones de tamaños no muy distintos, Neuquén y Río Negro reciben transferencias nacionales por montos similares. Están 15° y 14° en el ranking general del reparto nacional a las provincias, que se compone con las partidas automáticas y las discrecionales, dispuestas para que el Ejecutivo nacional tenga margen financiero ante las necesidades extraordinarias de las provincias, según la justificación formal.

Neuquén recibió de la Nación entre enero y octubre 88.707 pesos por habitante, mientras a Río Negro el gobierno de Alberto Fernández le giró 93.755 por habitante. Si se consideran solo las transferencias discrecionales, este año Neuquén recibió mejor trato de la Nación que Río Negro, aunque Fernández cerró esta canilla a Neuquén después de las PASO.

La administración de Omar Gutiérrez recibió 2090 pesos mensuales por habitante por esta vía, mientras la de Arabela Carreras obtuvo 902 pesos mensuales por habitante, con una aceleración después de las PASO.

Hay dificultades para la creación de empleos

Opinión / Javier Polvani. Editor de LM Neuquén.

El empleo está en crisis en el mundo, con un futuro asolado por las amenazas de los avances tecnológicos al servicio de las operaciones de las cadenas de producción de bienes y servicios. Los cambios en la infraestructura de los medios de producción a favor de la tecnificación de los procesos son letales para los trabajos de masas, a la vez que generan puestos calificados. En el país, la generación de empleo suma las particularidades criollas a los problemas que derraman del contexto internacional.

Neuquén se había salvado del desempleo desde que se activó Vaca Muerta, cuya operación fue una fuente fenomenal de creación de empleo.

No obstante, los avances tecnológicos también tienen efectos sobre el universo de la mano de obra petrolera.

Un cruce de datos da pistas de las dificultades del empleo: la actividad crece sin techo y la producción bate todos sus récords en Vaca Muerta, pero la provincia no pudo recuperar las fuentes laborales del sector privado rotas el año pasado. De 122.800 trabajadores, quedan 111.700.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario