Revelan otra estafa de un Montecino con un Audi

El auto anduvo sólo unos días. Un vecino denunció lo sucedido y ahora investigan la maniobra.

La fiscalía cipoleña trabaja en forma intensa en la investigación de varias denuncias por estafas con autos y en los últimos días, uno de los hijos de Ruth Montecino volvió al ruedo debido a una operación con un vehículo de alta gama. De acuerdo con fuentes judiciales no sólo perjudicó al comprador sino también a una persona que se ofreció como intermediario.

La operación de compraventa se llevó a cabo entre septiembre y diciembre del año pasado y el auto con el que se cometió el supuesto engaño era un Audi A4. El vehículo había sido observado por el interesado en un autoparque de calle Toschi y fue así como se enteró sobre el precio y las condiciones de venta. El vendedor, identificado como Pedro Hernández, recibió a cambio una camioneta Ford Ranger, indicaron las fuentes.

Te puede interesar...

Pero la venta tenía gato encerrado y el Audi presentó importantes problemas mecánicos. Indignado, su comprador pidió alguna solución y Hernández, esta vez, ofreció un modelo nuevo del Volkswagen Passat. La historia se repitió y los involucrados en la operación, cansados de las maniobras irregulares de Hernández, decidieron denunciarlo.

En ese marco, el viernes se desarrolló una audiencia de formulación de cargos y el fiscal Guillermo Merlo le atribuyó a Hernández el supuesto delito de estafas. El joven permanece con prisión domiciliaria porque tiene lumbalgia crónica y tras la notificación de la nueva denuncia, concurrió a los tribunales de Urquiza y España.

Por la presentación realizada, el Passat fue secuestrado por personal de la Brigada de Investigaciones de Cipolletti. Además de la audiencia de la semana pasada, el martes se concretó un nuevo encuentro pero porque la fiscalía, de manera sorpresiva, reclamó que se revoque a Hernández el beneficio de la prisión domiciliaria. Los motivos del pedido de Merlo tenían relación con la asistencia del imputado a los tribunales “sin pedir autorización”, destacaron las fuentes.

Ante lo insólito de la solicitud, la defensa particular no sólo se opuso rotundamente sino que planteó la incoherencia del fiscal, rescatando que su representado no hizo más que cumplir con una notificación judicial.

Imputaciones

Menos grave que “presunta banda”

Las causas penales que tienen como protagonistas a varios integrantes de la familia Montecino podrían mostrar importantes novedades en las próximas semanas, relacionadas con las imputaciones. En la última denuncia, la fiscalía se limitó a hablar del delito de “estafas”, una imputación mucho menos grave que la de “asociación ilícita”. Esta acusación se mantiene en la investigación iniciada a principios de diciembre.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario