El encuentro se desarrolló en el salón comunitario anexo al Jardín de Infantes 99 y contó con la presencia de técnicos de la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia, de la Dirección de Gestión Ambiental de la Municipalidad de Cipolletti, autoridades de la UNCo, del jardín de infantes rural y numerosos vecinos del barrio.

“La universidad tiene una responsabilidad social ineludible porque se sostiene con el esfuerzo de todos los ciudadanos de este país que aportan a la educación pública con sus impuestos”, aseguró Crisafulli.

Respecto del problema concreto, dijo que la UNCo “tiene capacidad técnica y científica para dar respuesta a la inquietud de los vecinos”. Y agregó: “Por eso quise venir al barrio y comunicarles que la universidad está dispuesta a trabajar”.

Crisafulli explicó que “es un problema de larga data que siempre suma características nuevas” y que era necesario tomar los antecedentes para compararlos con la situación actual y evaluar el resultado de las distintas medidas que fueron tomando en los últimos años.

En el 2004 un grupo de vecinos presentó un recurso de amparo que obligó a las empresas a tratar sus efluentes industriales. Algunas cumplieron, otras fueron multadas, pero el problema de contaminación sigue vigente e, incluso, afecta también al río, principalmente a la altura de la Isla Jordán.

“La UNCo tiene capacidad técnica y científica para dar respuesta a la inquietud de los vecinos”. “Estamos dispuestos a trabajar para construir una agenda que ataque los problemas de contaminación del Canal de los Milicos”. Gustavo Crisafulli Rector de la UNCo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario