Reparan la "biblio" del mar

Campaña solidaria en Las Grutas para restaurar la biblioteca.

Un equipo de voluntarios se reunirá este fin de semana para restaurar la biblioteca de barro construida hace 11 años en la playa Piedras Coloradas, ubicada cinco kilómetros al sur de Las Grutas. El edificio resultó seriamente afectado por las pleamares extraordinarias y sudestadas registradas el mes pasado en la costa atlántica, y que causaron notables daños en distintos lugares.

La movida comenzó ayer y se extenderá hasta mañana. “Es para dejarla linda como estaba, para que cuando llegue el verano los turistas la puedan seguir disfrutando”, indicó Lautaro Hughes, hijo del recordado Toto Hughes, inspirador del proyecto junto a la bibliotecaria Alejandra Hernández, en 2008.

Te puede interesar...

Luego del fenómeno climático y tras constatar los deterioros que causó, propusieron emprender la tarea en las redes sociales, e inmediatamente recibieron innumerables respuestas de personas que anticiparon que participarán en la campaña. Muchos, destacó Lautaro, viajaron especialmente de otras regiones para ofrecer su mano de obra, aprovechando además el día no laborable del lunes.

La particular biblioteca, de forma hexagonal, fue erigida contra los médanos, a unos 80 metros del lugar al que habitualmente llega el mar. Cerca de 40 personas participaron en la obra, guiados por vecinos que conocían la técnica de construir con elementos naturales: barro, paja y agua.

La estructura está hecha de pallets de madera, cubiertos con el material que obtienen allí mismo. La puerta abre al mar. Tiene grandes ventanales de vidrio empotrados y botellas verdes, marrones y azules embutidas en las paredes, que tiñen los rayos del sol que inundan el ambiente con una suave confusión de tonalidades ámbar.

No es la primera vez que un fenómeno climático afecta a la “biblio”, como le llaman. Las pleamares extraordinarias suelen llegarle y rodearla de agua, pero resistía. En una oportunidad, alumnos de una escuela privada, ante el pronóstico de una marejada grande, llenaron bolsas con arena y las colocaron como defensa, pero el fenómeno no fue tan duro. Otras veces le hicieron trabajos de mantenimiento menores.

Pero esta vez fue grave, porque la sudestada de los primeros días de septiembre fue histórica. El oleaje arrancó la puerta, averió seriamente el piso y despejó el material de los muros, hasta un metro de altura. “Se ven los pallets de un lado y otro”, destacó Lautaro.

La tarea de restauración consistirá en elaborar el adobe con recursos que encuentran allí mismo, como tierra y vegetales para darle cuerpo al material, el que luego ubicarán en los espacios faltantes.

9,23 La altura de la marea tras la sudestada

Las Grutas soportó vientos de hasta 90 kilómetros por hora y una pleamar extraordinaria. Las habituales son de 6 metros.

Un sueño que trascendió

Alejandra y Toto, quien falleció hace algunos años, anhelaban aportarle un nuevo atractivo a la playa, erigiendo una morada para llenarla de libros y prestarlos a los visitantes. Y lo lograron.

El establecimiento se convirtió en la sensación. En verano recibe incesantes visitas de grandes y chicos, muchos de ellos asombrados por la original propuesta.

La Comisión Nacional Protectora de Bibliotecas Populares la incluyó en un video que elaboró para conmemorar sus 140 años de trayectoria, en 2010, en la que aparecieron quince instituciones de las 2 mil que funcionan en toda la Argentina.

LEÉ MÁS

Brutal agresión en pleno centro: una mujer agarró a trompadas a una joven tras un accidente

Mirá todo lo que podés hacer este finde en la Feria del Libro

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario