Reapareció Chuky en Costa Norte y volvieron los robos

El delincuente es muy conocido por los vecinos de ese sector de la ciudad y hay preocupación.

Luego de algunas semanas de tranquilidad, los vecinos de Costa Norte y Sur, y también del Labraña, fueron víctimas de ladrones y asaltantes que se movilizan a pie y en moto. El temible delincuente identificado por su apodo de Chuky habría vuelto a las andadas, actuando en puntos vulnerables como las paradas de colectivos, donde mujeres y menores son sorprendidos.

La semana pasada ocurrieron algunos hechos y en los últimos días se reiteraron con un accionar muy parecido y protagonizados por las mismas personas, indicaron fuentes policiales.

El lunes, en las primeras horas de la mañana, los asaltantes amenazaron a una joven y se apoderaron de su cartera. La víctima esperaba el colectivo para ir a trabajar y no pudo hacer nada para evitar el robo. Horas después se produjo otro ataque en las cercanías de los puentes carreteros y la persona damnificada fue una señora mayor, que sufrió algunos golpes al buscar proteger sus pertenencias.

Los vecinos de Costa Norte y Costa Sur no desconocen la situación de riesgo permanente y empezaron a adoptar algunas medidas preventivas. Más allá de que la Policía provincial se moviliza cada tanto, los delincuentes aprovechan los espacios de tiempo donde no hay patrullajes.

En este marco, las familias del lugar esperan respuestas de la justicia local porque los autores de los robos y asaltos cuentan con múltiples antecedentes y son conocidos: además de Chuky, se ha observado a un peligroso joven investigado por el crimen de un neuquino.

Varias familias de los barrios aledaños al río y también la toma 2 de Agosto habían deslizado meses atrás su preocupación y desde la Regional Quinta se dispusieron algunas medidas, que pusieron fin en forma momentánea a los robos y asaltos.

Sin embargo, la intranquilidad volvió a esa zona de la ciudad y los vecinos no ocultan su temor por la impunidad de los delincuentes.

2 robos se sucedieron a principios de la semana. En ambos casos, las víctimas fueron mujeres.

Reclamo de un puesto policial

Aunque los barrios carecen de un órgano que los nuclee, algunos vecinos confiaron a este diario que una solución sería la instalación de un puesto policial permanente, con la posibilidad de que se hagan recorridas preventivas a toda hora y además se pueda tener a mano un lugar donde pedir auxilio.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario